Internacional

Declaran culpable a ex policía que mató a George Floyd

 El ex oficial de policía de Minneapolis que se arrodilló sobre el cuello de George Floyd durante nueve minutos y 29 segundos, Derek Chauvin, fue declarado culpable de asesinato.

 

La muerte de Floyd, grabada en video, encendió en 2020 un verano de protestas y desató el mayor movimiento antirracista en Estados Unidos desde la década de 1960.

Este martes, el jurado encontró culpable a Chauvin por asesinato en segundo grado y cargos menores por cortar el suministro de aire a Floyd el 25 de mayo mientras este yacía esposado y suplicaba clemencia.

La condena, que se destacó frente a décadas de impunidad en la mayoría de los casos de fuerza excesiva policial, podría significar décadas de prisión para el hombre de 45 años. Chauvin enfrentará su sentencia en ocho semanas.

El veredicto, alcanzado después de menos de 11 horas de deliberación, se produjo 11 meses después de que las imágenes gráficas de Chauvin y Floyd se volvieran virales, impactando a millones y provocando protestas en todo el país que se extendieron por todo el mundo.

Al momento de que se leyó el veredicto, una multitud cerca de la escena del crimen reaccionó con vítores y abrazos.

Former Minneapolis police officer Derek Chauvin

La muerte de Floyd galvanizó el movimiento Black Lives Matter, ya activo después de años de asesinatos de personas de color a manos de la policía, al tiempo que atrajo un apoyo sin precedentes de la comunidad blanca. El suceso provocó un debate urgente sobre el tema más amplio de la desigualdad y el racismo institucionalizado en todas sus formas, incluso en las empresas estadounidenses.

La ira se había estado acumulando desde la muerte en 2012 del adolescente de Florida Trayvon Martin a manos de un miembro de la guardia del vecindario, seguida dos años más tarde por el asesinato policial de Michael Brown en Ferguson, Missouri.

Meses antes de la muerte de Floyd, dos hombres blancos en Georgia dispararon contra Ahmaud Arbery mientras corría, y la policía de Kentucky mató a Breonna Taylor en su casa después de despertarla a ella y a su novio en una redada antidroga que salió mal.

Si bien esas muertes y muchas otras dieron lugar a solicitudes en búsqueda de justicia, fue el asesinato de Floyd, al tiempo que los transeúntes suplicaban clemencia a la policía, lo que provocó la indignación nacional.

“La familia de George Floyd recibió una justicia dolorosamente ganada”, dijo en un comunicado Ben Crump, un abogado que encabeza el equipo legal de la familia Floyd. Crump dijo que el impacto del veredicto se extiende más allá de Minneapolis y que tendrá “implicaciones significativas para el país e incluso para el mundo”.

El incidente mortal se desarrolló después de que Chauvin y otros oficiales respondieron a una llamada de una tienda de conveniencia, donde un empleado dijo que Floyd había intentado usar un billete falso de US$20.

Las imágenes de la cámara de seguridad de la tienda mostraron a los miembros del jurado cómo Floyd se agitó cuando los oficiales se le acercaron en su automóvil con las armas en la mano.

En ese momento, dijo que tenía miedo de que le dispararan y la confrontación se intensificó después de que los oficiales intentaron meterlo en la patrulla. Fue entonces cuando Floyd gritó que tenía claustrofobia y que no podía respirar.

Los oficiales lo tiraron al suelo y los espectadores filmaron a Chauvin arrodillado sobre el cuello de Floyd. Cuando llegaron los paramédicos él no tenía pulso.

La tienda en la esquina de East 38th Street y Chicago Avenue es ahora un monumento que atrae a visitantes de todo el país que vienen a rendir homenaje a Floyd.

Con información de Bloomberg

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: