covid 19 Internacional

Captan cremaciones masivas en la India en medio de emergencia por Covid-19

Imágenes de piras ardiendo con víctimas del coronavirus Covid-19 en la India dan la vuelta al mundo. La nación asiática se ha convertido en el segundo país del mundo más golpeado por la pandemia después de Estados Unidos.

Las redes sociales se hacen eco también de mensajes de hospitales y familiares de pacientes que precisan balones de oxígeno, como el que hizo hoy el Hospital Artemis, situado en la periferia de la capital, que alertó: “SOS, menos de tres horas de suministro de oxígeno (…) Pedimos al Gobierno que ayude de manera urgente

Imágenes de piras ardiendo con víctimas del coronavirus Covid-19 en la India dan la vuelta al mundo. La nación asiática se ha convertido en el segundo país del mundo más golpeado por la pandemia después de Estados Unidos. El viernes registró un récord mundial de más de 330 mil nuevos contagios y más de 2 mil 200 muertos.

Junto a sus muertos, los familiares, a los que además de ver cómo queman a los suyos en mitad de las calles, les piden unos 100 dólares, 20 veces la tarifa normal. Personas como Madam Kumar que, después de pagar una suma exorbitante para que quemasen a su padre, el crematorio se quedó sin madera y les llegaron a pedir que la trajesen ellos mismos.

La India se encuentra inmersa en una segunda ola que avanza a una velocidad récord, sumando más de 100 mil casos diarios en tan solo una semana, unos datos que contrastan con los de febrero, cuando el país llegó a registrar menos de 10 mil casos diarios y, optimistas, muchos pensaban que lo peor de la pandemia había pasado ya.

El número de muertes por coronavirus también avanza imparable, con 2.263 fallecidos en las últimas 24 horas, que eleva el total desde el inicio de la pandemia hasta los 186.920, unos decesos que se achacan en parte a la falta de oxígeno en muchos hospitales.

Pugna por el oxígeno

El esfuerzo por conseguir suministros de oxígeno en los hospitales se ha convertido en un auténtica carrera de fondo para algunas regiones, como la occidental Maharashtra o Nueva Delhi, dos de las más afectadas por la pandemia.

El jefe de Gobierno de Nueva Delhi, Arvind Kejriwal, denunció hoy en una reunión virtual que mantuvo con el primer ministro, Narendra Modi, y otros líderes regionales indios, que de las 700 toneladas diarias de oxígeno que precisa la capital, “solo 350 llegaron” a los centros sanitarios.

”La razón es que en algún estado los camiones (que transportan el oxígeno) están siendo detenidos. Solo porque Delhi no tiene una fábrica de oxígeno, ¿debería privarse de oxígeno a los 20 millones de habitantes de Delhi?”, lamentó Kejriwal.

Las redes sociales se hacen eco también de mensajes de hospitales y familiares de pacientes que precisan bombonas de oxígeno, como el que hizo hoy el Hospital Artemis, situado en la periferia de la capital, que alertó: “SOS, menos de tres horas de suministro de oxígeno (…) Pedimos al Gobierno que ayude de manera urgente”.

El hospital Ganga Ram de Nueva Delhi lanzó también anoche una llamada de auxilio en la que aseguraba que “veinticinco de los pacientes más enfermos han muerto en las últimas 24 horas. El oxígeno durará por otras dos horas”.

”Los hospitales de Delhi tienen entre 1 y 2 horas de oxígeno restantes y hay posibilidades de que la gente muera. ¿A quién debo llamar si algunos estados detienen los camiones con la cuota de oxígeno de Delhi? No podemos dejar que nuestra gente muera. La situación es muy grave”, zanjó el jefe de Gobierno capitalino.

El Gobierno central, que emitió el jueves una orden para permitir la libre circulación de suministros sin “restricciones a los fabricantes y proveedores”, insistió en que las regiones “deben asegurarse de que ningún camión cisterna de oxígeno sea detenido”.

El Ejecutivo anunció además que tanto el transporte ferroviario como las fuerzas aéreas empezarán a colaborar en el envío de oxígeno a otros estados para reducir los tiempos de espera.

Medidas de contención

Con el objetivo de evitar el colapso sanitario regiones como Nueva Delhi impusieron el lunes un confinamiento total de una semana, aunque sin resultados aparentes aún, con el pico de casos todavía disparado.

La capital registró en la última jornada 26 mil 169 casos y 306 fallecimientos, mientras que Maharashtra sigue siendo la región india más castigada por esta segunda ola, con 67 mil 013 nuevos casos y 568 muertes reportadas.

A esta jornada negra, Maharashtra sumó otras 13 muertes después de que esta mañana se produjese un incendio en un hospital para pacientes con coronavirus en la ciudad costera de Virar, próxima a la capital financiera india de Bombay.

Con el confinamiento como último recurso para evitar el hundimiento de la economía, la campaña de vacunación que la India lanzó el pasado enero es vista como la única vía para acabar con esta crisis sanitaria en este país de mil 350 millones de habitantes.

Esta situación empujó al Gobierno a anunciar que desde el 1 de mayo permitirá la inoculación de toda su población de mayores de 18 años, liberalizando además los precios de las vacunas con la intención de aumentar su producción y disponibilidad.

Entre otra de las medidas para agilizar el ritmo de vacunación, el país asiático ha autorizado el uso de emergencia de la vacuna rusa Sputnik V, que se une a los dos antídotos indígenas:

Covaxin, de Bharat Biotech; y Covishield, del laboratorio británico-sueco AstraZeneca producida por el Instituto Serum de la India (SII).La bautizada como “la mayor campaña de vacunación del mundo” ha administrado hasta el momento 135 millones de dosis, 3,1 millones en las últimas 24 horas.

Con información de El Comercio

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: