UAEM

México es el país con más riesgo de fraude por comercio electrónico

“México es el país con más riesgo de fraude por eCommerce, sobre países como Brasil y Rusia, pues el crecimiento de este delito es del 72 por ciento al año, lo que representa tres veces más rápido que el mismo comercio electrónico”, señaló Víctor Manuel Islas Rentería, de Country Manager de ClearSale México.

A través de la conferencia virtual eCommerce, pago y fraude en México, organizada el pasado 29 de abril por la Facultad de Contaduría Administración e Informática (FCAeI) de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), el expositor explicó que con la llegada de la pandemia, el crecimiento del fraude por comercio electrónico bajó al 68 por ciento en 2020, mientras que el eCommerce creció al 90 por ciento.

ClearSale México es una plataforma que combina el uso de aprendizaje automático con el criterio humano por medio de personal físico, para evitar el fraude en el comercio electrónico, recuperar pérdidas por cargos no reconocidos y mejorar la experiencia del cliente, pues de acuerdo a su sitio web, los negocios son los que más padecen este delito.

Víctor Manuel Islas explicó que aunque los sistemas bancarios tienen mecanismos físicos para evitar los fraudes en las transacciones, para el caso del ámbito digital o el eCommerce no es así, ya que se puede ingresar al sistema una tarjeta sin necesidad de tener el pin de seguridad y realizar un fraude.

De acuerdo con la información que presentó en la conferencia, Islas Rentería dijo que el 10 por ciento de los fraudes son generados con tan solo tener el 2 por ciento de los primeros seis dígitos de una tarjeta de crédito o débito, es decir, el número de identificación bancaria (o Bank Identification Number, BIN por sus siglas en inglés).

Explicó que hay bandas criminales que hacen compras en línea con tarjetas robadas, bases de datos y cientos de computadoras sincronizadas y automatizadas para intentar hacer cientos de miles de transacciones fraudulentas de manera simultánea, por medio de bots o distintos mecanismos.

En ese sentido, señaló que la responsabilidad de prevenir un fraude digital es de la empresa o comercio online, que ofrece un producto o servicio y no de la herramienta de pagos o aplicación digital, que finalmente es el método de pago y a la vez, la forma de prevención más eficaz.

Agregó que el compartimiento del eCommerce en nuestro país, muestra que las transacciones hechas entre la media noche y las 2 de la madrugada son más riesgosas, mientras que el uso de correos electrónicos que el sistema reconoce vinculados a tarjetas de crédito de uso regular para órdenes de pago, son más seguras, así como los correos que tienen mayor antigüedad contra aquellos con menos de 20 meses de creación.

Para concluir, Víctor Manuel Islas refirió que para las empresas hacer la validación y prevención del fraude online es mucho más difícil, pues se requiere del monitoreo del comprador que paga por un producto o servicio, y asegurarse que sea una persona realizando una compra legítima.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: