Nacional

Enfrenta Tijuana una crisis migratoria sin una solución clara

El número de migrantes detenidos por la Patrulla Fronteriza saltó de 101 mil 028 en febrero a 172 mil 131 en marzo, su mayor nivel mensual en dos décadas.

Alrededor de 3 mil migrantes, entre centroamericanos y mexicanos llegados de otros puntos del país, duermen a la intemperie en El Chaparral, en la frontera entre Tijuana y California, Estados Unidos, una situación que se recrudece semana a semana y no parece tener una solución a corto plazo.

Han pasado ya poco más de tres meses desde que el primer grupo de migrantes llegó hasta ese punto, que antes de la pandemia de la covid-19 era una puerta de salida de San Ysidro, distrito de San Diego, a Tijuana, de forma peatonal.

Poco a poco el campamento fue creciendo, sin un control o pronunciamiento claro por parte de las autoridades mexicanas, quienes afirman que están a la espera de que Estados Unidos presente un plan estratégico al respecto.

La ola migratoria ha crecido en la región desde 2020 debido a la pandemia del coronavirus y a las catástrofes meteorológicas.

Y aumentó sustancialmente con el arribo del demócrata Joe Biden a la Casa Blanca con la promesa de regular a millones de migrantes irregulares y atender casos de solicitantes de asilo varados durante meses en México.

El número de migrantes detenidos por la Patrulla Fronteriza ha estado creciendo desde hace meses y saltó de 101 mil 028 en febrero a 172 mil 131 en marzo, su mayor nivel mensual en dos décadas.

Con información de Milenio

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: