UAEM

Colabora UAEM en prevención y detección de viruela símica en la entidad



Con el fin de detectar y diagnosticar de manera oportuna posibles casos de viruela símica en la población morelense, la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), a través del Laboratorio de Virología del Centro de Investigación en Dinámica Celular (CIDC), colabora con la Secretaría de Salud del estado de Morelos en acciones preventivas de eventos epidémicos.



Ramón González García Conde, profesor investigador responsable del Laboratorio de Virología del CIDC, informó que desde el inicio de la pandemia por Covid-19, la UAEM, trabaja en coordinación con la Secretaría de Salud estatal, tanto para la detección y diagnóstico, como para la comunicación al público en general acerca de los eventos epidémicos.



Ahora con la viruela símica, la UAEM participa en el Comité Estatal de Seguridad y Salud, donde se analizan los temas sanitarios para atender de manera eficaz y oportuna, los brotes y riesgos que pudieran haber de casos sospechosos de viruela símica.

“Los investigadores de la UAEM aportan sus conocimientos de virología para elaborar diagnósticos oportunos de la aparición de casos de viruela símica, identificar cuáles son las características de los contagios, de la enfermedad y comunicarlo de manera oportuna a las autoridades de salud”, afirmó.

Ramón González reiteró que hasta el momento, no existe ningún caso confirmado de viruela símica en Morelos, “lo importante es que la población esté al pendiente sin alarmarse, porque la viruela símica es menos contagiosa que la Covid-19”, informó.

El investigador universitario explicó que cuando se tenga sospecha de un caso de viruela símica es necesario evitar el contacto de piel con piel, con la ropa de cama, objetos que están en contacto con la piel del enfermo y que las personas puedan compartir.

Algunos de los síntomas de la viruela símica son: fiebre, dolor de cabeza, muscular en la espalda, lumbar, inflamación alrededor del cuello, la aparición de ronchas en el rostro, manos y piernas, que se convierten en ampollas de líquido oscuro y al final forman costras, en un proceso de entre 15 y hasta 20 días.

González García hizo hincapié en que es muy importante que si alguna persona presenta estos síntomas, informe a las autoridades de salud, además de aislarse de otras personas para evitar más contagios.

La UAEM ofreció a la Secretaría de Salud de Morelos el apoyo que requiera en el diagnóstico de casos, como lo hace el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos.



“Primero se debe hacer una evaluación del caso clínico de los síntomas, luego se confirma o descarta con pruebas PSR moleculares, en laboratorios privados y estatales, y en su caso, si así se requiere, en el Laboratorio de Virología de la UAEM”, dijo el investigador.



«Es poco probable que veamos un crecimiento tan rápido y de números tan grandes de contagios por viruela símica como los que vimos con la Covid-19, porque los contagios son más fáciles de contener, además de que los signos de la infección por viruela símica son muy típicos, pero no hay que confundirlos con otros síntomas como el de la varicela o sarampión», dijo Ramón González.

Deja aquí tus comentarios

A %d blogueros les gusta esto: