CNMX covid 19 Cuernavaca Empresarios

Renovarse a morir: negocios en Cuernavaca se adaptan a la nueva normalidad

Con la llegada de la denominada “nueva normalidad” a Morelos los prestadores de servicios, dueños de negocios como restaurantes y cafeterías, han modificado su infraestructura y procedimientos para garantizar la seguridad sanitaria de sus clientes y empleados.

Con la llegada de la  denominada “nueva normalidad” a Morelos los prestadores de servicios, dueños de negocios como restaurantes y cafeterías, han modificado su infraestructura y procedimientos para garantizar la seguridad sanitaria de sus clientes y empleados.

En el corazón de Cuernavaca, frente al emblemático kiosco de la ciudad, en agosto de 2019 fue inaugurada “La Romita”, una cafetería que para su CEO, Héctor Daniel Ocampo Popoca, es sobre todo una experiencia y un concepto innovador para sus clientes.

“A partir de agosto de 2019 empezamos a trabajar, nos costó mucho la verdad el tema de la remodelación, de que el concepto quedara como queríamos, íbamos a empezar a principios de agosto, pero se nos disparó al fecha de apertura casi a finales de agosto

“La Romita es un concepto, es una experiencia, más que una cafetería o una boutique o alguno de los servicios que damos aquí, nosotros lo presentamos como una experiencia de vivir algo nuevo, es una oportunidad, tanto para la gente que aquí trabaja, como para nosotros una oportunidad de emprender, una oportunidad de trabajar en lo que les gusta a los chavos de aquí, de la experiencia de que la gente de Cuernavaca tenga la oportunidad de vivir algo nuevo a lo que se tiene aquí en el centro histórico del Primer Cuadro de Cuernavaca”, comentó Héctor en entrevista.

Pero “La Romita” apenas llevaba siete meses en operaciones cuando derivado de la pandemia de COVID-19 sus puertas tuvieron que cerrar durante casi tres meses.

“Mi contrato de arrendamiento termina el 31 de julio, es decir, estoy a un mes de que termine mi contrato, llevo 11 meses en estricto sentido con mi contrato, de esos 11 meses como bien lo refieres los trabajé siete sin ningún problema, entre comillas, siempre comentan que el primer año es el complicado, pues bueno, dentro de ese primer año yo tuve que bajar las cortinas desde el 23 de marzo precisamente en un tema de conciencia y de responsabilidad social de lo que se estaba presentando ante la pandemia.

“Apenas hace tres semanas comencé a venir a La Romita, nos aventamos una semana en trabajos de limpieza, de sanitización, de fumigación, una semana completita haciendo todos esos trabajos a puerta cerrada y aunque estábamos a puerta cerrada, adentro había muchísimo trabajo que hacer. Fue revivir el negocio y en dos semanas ya tengo el servicio, empezamos con el servicio para llevar, entrega a domicilio y después tuvimos ya la apertura con servicio en cafetería, obviamente atendiendo todos los protocolos de sanidad y de medidas preventivas que se deben tener en este caso que es algo nuevo para todos”, comentó.

Además de cumplir con las medidas establecidas por los gobiernos federal, estatal y municipal, negocios como La Romita han tenido que invertir en nuevas tecnologías e infraestructura adicional para prevenir contagios de COVID-19 en sus instalaciones.

Menús digitales, barreras físicas, productos químicos y la contratación de servicios adicionales de sanitización son algunas de las medidas que en este caso la empresa ha adoptado.

“Sabemos que lo que la gente va a buscar en este momento son lugares sanos, lugares seguros, en los cuales les generen confianza y a partir de ahí lo queremos hacer bien. Obviamente esto representa para nosotros gastos.Te puedo comentar de los insumos que tuvimos que adquirir llámese alcohol en gel, caretas, cubrebocas para todo el personal, los guantes, contratar un servicio de sanitización, la fumigación, que nosotros de por sí la teníamos cada mes, la instalación de acrílicos, tenemos ya reservada un área para llegada de proveedores, llegan y los tenemos que sanitizar también a los proveedores.

“Contratamos un sistema de menú QR por ejemplo para entrar al tema de mesa segura, de hecho nosotros ya no tenemos carta física ahorita, lo que hacemos es que tenemos señalización del menú QR, en las mesas tenemos los menús QR ya listos, la gente llega con su teléfono, escanea con su cámara normal, no necesita ninguna aplicación, ni nada, escanea con su cámara y lo redirecciona a una liga donde tenemos todo nuestro menús, que la verdad dicho sea de paso, está más padre que las cartas, la verdad es más interactivo, las imágenes y eso a la gente le da mucha confianza el ya no estar  de mano en mano”, dijo.

Para los clientes que no puedan acceder al menú QR La Romita cuenta con menús desechables.

Como medidas de seguridad, las personas que ingresan deben portar cubrebocas y sanitizar toda su ropa, además algunas mesas fueron retiradas para aumentar el espacio entre ellas.

Lo que los empresarios como Héctor Ocampo no ven con buenos ojos es que mientras por un lado ellos deben cumplir con todas las medidas establecidas desde la federación hasta el municipio para garantizar la seguridad de sus clientes y empleados, las autoridades no ofrecieron apoyos ni han generado programas para reactivar la economía, en este caso, de Cuernavaca.

La Romita

“Estamos pensando en hacer un frente de empresarios porque de nada sirve que yo quiera hacer que La Romita brille cuando desafortunadamente en Cuernavaca se ve que está en la parálisis. Para mí fue muy triste antes de que se abriera el centro, que quitaran el acordonamiento en las calles, el zócalo se veía seco, las plantas muertas y de repente empezaron a cerrar locales. Caminas por las plazas y hay locales cerrados, locales vacíos. Afortunadamente llegaron las lluvias y literalmente el verde del zócalo.

“Queremos lanzar una campaña en conjunto con quien se quiera sumar, un tema de Cuernavaca vive y sánate en Cuernavaca, que es lo que necesitamos hacer, un frente en común entre empresarios porque nos hemos dado cuenta de que si no lo hacemos nosotros, pareciera que nadie más lo va a hacer, dijo.

A pesar de que restaurantes y cafeterías ya pueden ofrecer servicio a sus clientes en las instalaciones, algunos de los empresarios del sector han decidido. Mantener activas sus campañas de servicio para llevar, pues muchas personas permanecen en confinamiento en sus domicilios.

“Nos estamos enfocando en tres servicios, uno que es a domicilio, otro que es para llevar y drive-thru, tú pides, ordenas en cualquiera de nuestras plataformas, vía Whats App a nuestro teléfono 7772360117 o en cualquiera de nuestras redes sociales y sin la necesidad de que tengas que bajarte de tu automóvil, nosotros te bajamos tus alimentos para llevar.

“Hay mucha gente que sigue con tocas las medidas, no se quiere ni bajar de su coche, pues bueno, La Romita lo ofrece y también tenemos el servicio de cafetería. Estamos listos, nuestro eslogan ahorita es ‘Cuernavaca vive, consume local, consume sano, consume en La Romita’ y estamos presentando una variedad de productos muy nutritivos, muy frescos, esperando que sea del agrado de la gente de Cuernavaca”, expresó Héctor Ocampo.

Deja un comentario