Violencia y Seguridad

En menos de doce horas cuatro hombres fueron asesinados en Morelos


En menos de doce horas se han registrado al menos cuatro asesinatos, en los municipios de Yautepec, Jiutepec y Cuernavaca.
La tarde del viernes, poco después de las 17:00 horas, la Policía recibió el reporte sobre el ataque a tiros en contra de un hombre, en la calle Pascual esquina Apizaco, en la colonia Buena Vista, de San Pedro, en el municipio de Yautepec.
En el lugar quedó el cadáver de un hombre tirado boca abajo, actualmente la víctima era sptriper, anteriormente se dedicaba a la herrería. 
El hombre llevaba como vestimenta pans de color azul y playera del mismo color con otra de color blanco; presentó al menos diez balazos.
Otro de los hechos sucedido a la misma hora, en la calle 12 de Octubre, en la colonia Otilio Montaño de Jiutepec, un hombre de aproximadamente 40 años de edad, fue asesinado a tiros.
La víctima de complexión robusta, estatura media, tez morena, quedó tirada boca arriba, tenía como vestimenta playera de color café, pantalón azul y zapatos de color oscuro.
Los responsables del hecho huyeron a bordo de una motocicleta, pero a la búsqueda, no hubo detenidos.
Por la mañana, a las 08:30 un mecánico apodado “El Mofles”, fue asesinado a tiros dentro de su taller, en la carretera local Yautepec-Jojutla, en la colonia El Rocío, en el municipio de Yautepec.
El hombre quedó tirado boca abajo, tenía como vestimenta playera de color rojo, pantalón de color azul y botas de color negro. La víctima oscila entre los 30 a 40 años de edad.
Los responsables del hecho fueron dos hombres que huyeron en un vehículo Nissan, Tsuru, de color azul, el cual fue buscado, pero no hubo detenidos.
Durante la mañana del viernes, un hombre fue encontrado sin vida, atado de las manos y pies, con heridas de bala en la cabeza y golpes en la espalda, en la calle Tehuixtla, en la colonia Lázaro Cárdenas del Río, en el municipio de Cuernavaca límites con Temixco.
La víctima únicamente tenía como vestimenta pantalón azul, los cuales tenía a la altura de las rodillas.

Deja un comentario