Opinión Turismo y Cultura

#Opinión | Morelos, un barco sin rumbo

Morelos vive la peor crisis de la historia en materia de turismo y la cultura. Si bien es cierto que la pandemia de Covid-19 generó la caída de muchas actividades de ambos rubros, también es cierto que no existe una estrategia real y concreta para reactivar a estas industrias.

Los impactos causados a dichos sectores no fueron medidos ni dimensionados por la Secretaria de Turismo, Julieta Goldzweig Cornejo, quien se ha dedicado a derrumbar todo lo que construyó su antecesora Margarita González Saravia, hoy directora de la Lotería Nacional.

La actividad cultural y turística genera empleos y derrama económica para muchos morelenses, pero eso no parece importarle a la funcionaria porque simple y sencillamente no tiene la experiencia para ocupar el cargo.

A pesar de la disminución en la llegada de visitantes extranjeros a los sitios de interés, muchos sectores fueron creativos para captar el turismo nacional sin el apoyo del gobierno del estado.

La cancelación de bodas y reservaciones en hoteles, el cierre de balnearios, jardines de eventos y las restricciones a los pueblos mágicos son agendas que aún tiene pendiente la dueña de La Fontana en funciones de secretaria de turismo.

Mientras otros estados ya presentaron sus propuestas para reactivar a las llamadas industrias sin chimeneas y lugares con patrimonio histórico, Goldzweig Cornejo sigue preguntando qué va hacer a la gente que invitó a trabajar con ella porque tampoco cuentan con experiencia en el servicio público.

Si la funcionaria sigue cobrando sin trabajar, el peor escenario sería que todo continúe como hasta ahora, sin mecanismos y proyectos que detonen la economía y el empleo, sin que se recuperen los prestadores de servicio y que cientos de negocios tengan que cerrar de manera definitiva si tampoco se les toma en cuenta.

La indiferencia a los sectores productivos no tiene precedentes en la historia de la secretaría de turismo. El distanciamiento con los empresarios es abismal y no hay quien pueda dar un golpe de timón a ese barco sin capitán.

Un ramo altamente afectado es el cultural, ya que no se ha involucrado y tampoco ha tomado decisiones con responsabilidad, porque es un tema que desconoce y lo ve como un camino lleno de neblina.

En la Secretaría de Turismo solo se habla de negocios, pero nada relacionado con apoyar a las micro y pequeñas empresas turísticas, acciones para evitar la pérdida de empleos o promover destinos seguros para evitar propagación de Covid-19.

Escríbenos: centraldenoticiasmx@gmail.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: