CNMX Ejecutivo Elecciones Especiales Graco Ramírez Judicial Legislativo Política Protección Civil Video Voto 2018

Exige seguridad para funcionarios de casilla en jornada electoral

CUERNAVACA. Éder Hernández Aranda, ex funcionario de casilla agredido en el proceso electoral de 2015, pidió que las autoridades estatales y federales garanticen la seguridad de los ciudadanos que colaboren en el proceso electoral de este año.

El 7 de junio de 2015, alrededor de las 10:30 horas, un hombre llegó a la casilla 454 del municipio de Jiutepec y arrojó gasolina a la mesa sobre las boletas electorales.

El fuego alcanzó la mano y brazo derecho de Éder, quien sufrió quemaduras de segundo y tercer grado.

Éder permaneció internado en hospitales de Cuernavaca y de la Ciudad de México poco más de un mes. Ha sido intervenido quirúrgicamente en varias ocasiones y su familia ha gastado cerca de medio millón de pesos.

A pesar de las operaciones y rehabilitación, Éder no ha podido recuperar toda la movilidad de su mano. Además continúa pagando operaciones y rehabilitación.

“Todo lo hemos solventado, bueno lo solventaron en ese entonces mis padres, el INE no hizo, solamente pagó los gastos del hospital aquí en el Estado de Morelos, pero cuando me mueven a la Ciudad de México ya se desentienden a pesar de que nos daban números telefónicos de consejeros o de personas de la Ciudad de México que cualquier cosa que necesitáramos ellos nos iban a ayudar o a brindar ayuda, pero jamás contestaron las llamadas.

“Hasta ahorita tal vez ha de ir como medio millón (gastado), pero todavía está pendiente una séptima operación más en mi dedo pulgar que está pendiente, tengo cita dentro de un año, en marzo de 2019 y el médico que me operó, el especialista, me dice qué día me programa para la operación”, contó Eder.

Los gastos del hospital en Cuernavaca fueron pagados por algunos consejeros nacionales del INE, quienes cooperaron para apostar a Éder

Ante la falta de apoyo, el ex funcionario de casilla herido pidió que las autoridades de seguridad pública garanticen por lo menos la presencia de un policía en cada centro de votación, con el fin de inhibir que personas atenten contra la ciudadanía.

A los funcionarios de casilla les recomendó permanecer alertas durante toda la jornada y establecer protocolos de reacción ante posibles ataques.

“A los funcionarios de casilla primero que estén alerta, que se cuiden, esto es algo que a lo mejor fue algo leve, por así decirlo, que estén alertas, no vaya a llegar alguien con otras ideas y pase algo más grave y a las autoridades, tanto a nivel estatal, a nivel federal, que haya más seguridad, que si no basta con la policía municipal o estatal o el Mando Único, que pidan apoyo a la Secretaría de la Defensa Nacional.

“Ese día antes de las 10:30 se acercó un policía con nuestro presidente de casilla, le pidió su número, intercambiaron números y dijo que se iba a retirar, que iba ir a visitar otras dos o tres casillas ya que a él le habían encargado cierto número de casillas por lo cual iba a estar un rato aquí, otro rato en otras casillas y no había seguridad en el momento que pasó esto, que por lo menos haya un policía por casilla, para cuidar que no lleven una garrafa, que no lleven armas”, expresó.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: