Estilo de Vida

Shein busca convertirse en marketplace y acerca su cadena de producción a Europa

Diversificar tanto sobre modelo de negocio como sobre su red de proveedores. Estas son a grandes líneas los nuevos puntos estratégicos en la nueva hoja de ruta de Shein, para seguir ganando terreno en el ámbito de la moda frente a sus principales competidores globales.

Todo, mientras al mismo tiempo y de manera paralela trata de atajar cualquier sombra de duda que pueda seguir planteando su cadena de suministros y su modelo de negocio, en términos tanto de sostenibilidad, como de mano de obra o en relación al origen de sus materias primas, tercer puntal de una estrategia cuyos pilares fundamentales, y primeros pasos, la propia minorista china se ha encargado ya de comunicar a sus propios socios inversores.

Siguiendo con lo anunciado, a través de un documento interno dirigido a sus inversores, y al que lograban tener acceso desde el The Wall Street Journal, la minorista china habría mostrado ya su interés por explorar la posibilidad de transformar su actual modelo de negocio para dar paso a su transformación como marketplace. Un modalidad que no variaría un ápice su actual naturaleza como pure player digital, y con el que lograría no obstante seguir penetrando en el bolsillo de los consumidores, en esta ocasión de la mano de una oferta formada ya no exclusivamente con los productos de su extensísimo, y ya diversificadísimo, catálogo, sino de la mano de otras marcas de terceros dispuestas a comercializar sus productos desde su plataforma de comercio online. Una opción que a esa suerte de grupo de terceras marcas y de vendedores les permitiría acceder a la amplísima audiencia global con la que ya cuenta la minorista en las distintas partes del mundo, en lo que por parte de Shein, además de amplificar su oferta, e inclusive poder elevar la valoración de su marca por simple asociación, le permitiría acercarse al modelo de plataforma sobre el que se sostienen compañías de un amplio volumen de negocio como Amazon, Alibaba o JD.com.

inflacionistas y de caída del poder adquisitivo de unos consumidores que parecen seguir tratando su hambre consumista recurriendo al rápido bocado de la moda rápida.

“Una plataforma como marketplace permite poner a disposición una variedad de productos adicionales y de opciones de envío”, en lo que “esperamos que resulte en un incremento del compromiso y de la satisfacción del consumidor”, se habrían decidido a destacar sin ambages desde la propia Shein en el citado memorándum dirigido a sus inversores. Siendo estas unas palabras con las que la minorista estaría dejando bien claras sus intenciones de empezar ya a dar los primeros pasos en su transformación como marketplace.

De manera paralela a esta transformación, y en lo que no habría que dejar de entender como una suma de partes que forman parte de una misma estrategia dirigida a potenciar el papel de Shein como un agente de carácter global, en el mismo documento la minorista china habría confirmado sus planes para diversificar su modelo de producción. Acción que ya habría empezado a llevar a cabo, desde mediados de este mismo verano, empezando a producir parte de su oferta en Turquía, mientras de manera paralela ha iniciado la gestión de una serie de distintos almacenes en Polonia que estaría destinando a almacenar parte de las mercancías que termina posteriormente enviando a sus clientes de Europa occidental.

Con información de Fashion United

Deja aquí tus comentarios

A %d blogueros les gusta esto: