Última Hora

SALDO ROJO POR LLUVIAS EN EL SUR DE MORELOS (FOTOS)

Un hombre muerto arrastrado por la corriente, casas inundadas, tres tramos carreteros afectados y una población incomunicada es el saldo del desbordamiento de una presa ubicada en la comunidad de Ajuchitlán, en el Municipio de Tlaquiltenango.

SALDO ROJO POR LLUVIAS EN EL SUR DE MORELOS

 

TLAQUILTENANGO, MORELOS. Tomás, de 30 años de edad, participaba en las rondas de vigilancia que pobladores de Huautla han organizado en la zona sur de Morelos para evitar que grupos de la delincuencia organizada roben su ganado.

 

Junto con otros vecinos reguardaba el acceso a la comunidad cuando la barranca de Ajuchitlán desbordó por la intensa lluvia que caía.

 

Tomás fue arrastrado por la corriente junto su camioneta por más de 300 metros.

 

Su cuerpo salió del vehículo y quedó sin vida a un costado de la barranca.

 

“Se llevó unas casitas de la parte de aquí arriba y que falleció lamentablemente una persona, venían a cuidar y falleció, parece que lo arrastró la barranca.

 

“Están viniendo las dos comunidades, se unieron y están viniendo varios padres de familia y vienen a montar guardia en la noche, en la madrugada y lamentablemente le tocó al muchacho que le tocaba a su grupo ahorita”, contó Araceli Quintero.

 

La crecida de la barranca afectó una decena de casas, la biblioteca y el corral de toros de Huautla, donde la corriente de agua derrumbó partes de la barda perimetral del ruedo.

 

Ángela Trejo y Jesús Castro, una pareja de la tercera edad, alcanzó a despertar a tiempo para salvar apenas sus vidas y sus documentos más importantes.

 

“Se me metió el agua, estaba yo acostada cuando oi el ruidero de la barranca y me paré, que prendo la luz y que veo y que le hablo a él, que el agua ya estaba en el patio y ya agarramos los papeles, cuando nosotros quisimos salir ya el agua estaba aquí adentro, salió y ya teníamos el agua aquí y cuando veníamos para afuera empezamos a oír como que se querían caer los palos y salimos para allá arriba con el aguacero todavía, pero salimos, bendito sea Dios que salimos”, contó Doña Ángela.

 

Afuera de su casa quedaron las pocas pertenencias que el agua no se llevó.

 

“Perdimos todo, todo perdimos”, dijo.

 

Su cocina, instalada bajo un tejaban, junto a su casa, fue arrastrada completamente por la corriente.

 

Don Jesús dice que tiene un pequeño terreno en una zon más alta, pero carece de los recursos para construir un cuarto y mudarse.

 

“Vamos a abandonar este sitio, ya nos pasó hace cinco años, también se nos metió el agua, no como ahora. Somos pobres, no tenemos para hacernos un cuarto y luego andamos enfermos los dos”, dijo.

 

Además las lluvias han provocado deslaves en la carretera que llega a esta comunidad y a Rancho Viejo, donde una corriente derribó la mitad de un tramo.

 

Vecinos de esa localidad temen que con una nueva crecida de la barranca que corre por la zona y termine por derrumbarse la vía que queden incomunicados.

 

“Cayó una lluvia muy fuerte y pues aquí hizo destrozos en la comunidad de Huautla y para Rancho Viejo nos quitó la mitad de carretera y ahorita la preocupación de nosotros es que si sigue lloviendo va a seguir rascando y va a llevarse la otra mitad de carretera y nos va a dejar incomunicados, tememos por la vida de algún enfermo que se nos presente, pues, no lo podemos sacar, no tenemos cómo si nos quita la carretera ya nos quedamos incomunicados”, dijo Araceli Quintero.

 

Aguas abajo la crecida de la barranca provocó daños en el Municipio de Tepalcingo.

 

En la comunidad de Ixtlilco El Grande, provocó la inundación de más de un metro en 40 viviendas, además de tres vehículos y animales de corral arrastrados.

 

 

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 11.075 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: