Anuncios

LA MASACRE DE TEMIXCO

LA MASACRE DE TEMIXCO

 

CUERNAVACA. La madrugada del 30 de noviembre el sueño de las familias que viven en la Calle Francisco I Madero del Municipio de Temixco, en la Zona Metropolitana de Morelos, fue interrumpido por gritos y balazos.

 

 

Un operativo de la Policía de la Comisión Estatal de Seguridad, en el que oficialmente se pretendía detener a  líderes del crimen organizado, tuvo un saldo de seis personas asesinadas, entre ellas una bebé de dos meses de edad y siete personas detenidas.

 

 

La mañana del 30 de noviembre el reporte policiaco que llegó a los reporteros indicaba que en la Colonia Rubén Jaramillo de Temixco un grupo de sicarios había irrumpido durante la noche en la casa marcada con el 238 de la Calle Francisco I Madero y que  había matado a por lo menos cuatro personas.

 

IMG_20171130_073448_331_wm.jpg

 

Conforme avanzaba la mañana se supo, primero, que en total eran seis personas asesinadas, que una de ellas era una bebé de dos meses, otra un niño de 13 y que siete más habían sido detenidas.

 

 

Alrededor de las 8:00 horas se supo que no se trató de un ataque de sicarios, sino de un operativo de la Policía Morelos.

 

 

Al lugar de los hechos llegaron peritos de la Fiscalía General del Estado y trabajadores del Servicio Médico Forense.

 

IMG-20171205-WA0076.jpg

 

Los agentes aseguraron además cuatro vehículos.

 

 

También arribaron elementos de la Procuraduría General de la República.

 

 

LA VERSIÓN OFICIAL

 

 

Durante toda la mañana y parte de la tarde no existió versión oficial sobre los hechos.

 

 

Poco después de las 13:00 horas el Gobierno del Estado convocó a una conferencia de prensa que ofrecería el Comisionado Estatal de Seguridad, Alberto Capella Ibarra, en las instalaciones del C5 a las 14:00 horas.

 

 

Con una hora de retraso, el mando policiaco de Morelos salió ante los reporteros a leer un comunicado con el que las autoridades intentaron explicar cómo ocurrieron los hechos durante la madrugada.

 

 

El Comisionado informó que el operativo inició con la detención de José Manuel “N”, hijo de un hombre apodado “Crispín”, al que identificó como líder de una célula delictiva del Cártel Jalisco Nueva Generación.

 

Capella

 

“Aproximadamente a las 03:00 de la mañana del día de hoy (30 de noviembre) se logró el aseguramiento de José Manuel “N” primogénito del tipo apodado “El Crispín”, dicho sujeto fue detenido en un vehículo automotor de la marca Mazda, así como una arma de fuego calibre 9 milímetros y envoltorios que contenían vegetal verde con las características similares a la marihuana”, dijo Capella en conferencia de prensa.

 

 

El Comisionado agregó que durante el operativo, a través de una denuncia ciudadana, la Policía ubicó un domicilio en la Calle Venustiano Carranza del municipio de Temixco, donde se encontraba una casa de seguridad en la que los policías supusieron se encontraban personas privadas de la libertad.

 

 

“Al arribar al sitio, se visualizó a unos sujetos, quienes al notar la presencia policiaca los recibieron con disparos de arma de fuego, fue en ese momento que los elementos de la CES aplicaron los protocolos establecidos para este tipo de situaciones, buscando en todo momento persuadirlos para su entrega voluntaria y evitar el enfrentamiento que lamentablemente se prolongó por horas”, dijo Capella en la conferencia de prensa en la que no se abrió una sesión de preguntas y respuestas.

 

 

Aunque el Comisionado Estatal de Seguridad y el comunicado oficial sobre los hechos indicaron que la casa en la que la familia fue masacrada se ubica en la Calle Venustiano Carranza, en realidad la vivienda está marcada con el 238 de la Calle Francisco I Madero.

 

 

Capella dijo que ante la agresión a balazos de los ocupantes de la casa, los policías también abrieron fuego.

 

 

“Un elemento policiaco, un compañero nuestro recibió un impacto de bala en el chaleco balístico y otro en el escudo de metal que se utiliza para intervenciones, por lo que se vieron obligados a repeler la agresión, detonando sus armas de fuego seis elementos policiacos”, expresó.

 

 

Los seis integrantes de la familia que  murieron, agregó, quedaron atrapados en el fuego cruzado desatado entre los civiles y los policías.

 

 

“De este hecho, desafortunadamente de forma muy lamentable perdieron la vida presuntos familiares que se encontraban en el interior de este domicilio que quedaron atrapados en el fuego cruzado, cuatro mujeres, una menor de edad y un hombre, además resultaron lesionados dos menores de edad, de los cuales, afortunadamente, su salud se reporta como estable y fuera de peligro”, dijo.

 

 

Los policías que participaron en el operativo y dispararon sus armas de fuego, informó Capella, fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio Público para que determine su situación jurídica y deslinde responsabilidades.

 

 

En la conferencia de prensa fueron exhibidas las fotografías de los detenidos en el operativo.

 

 

LA VERSIÓN DE LA FAMILIA

 

 

La noche del 30 de noviembre Luis Daniel Preciado, novio de María del Rosario Valdez Chapa, una de las mujeres asesinadas en la casa, narró en una conferencia de prensa, acompañado por el abogado Juan Manuel Cuéllar Miranda, cómo ocurrieron los hechos.

 

 

“Todo comenzó con que a las 3:20 de la mañana recibí una llamada de mi novia, yo conozco a toda su familia, en la cual me estaba diciendo que estaba habiendo un tiroteo en la casa en la que estaban.

 

 

“Yo llamé a emergencias, al 911, el 911 me dijo que se supone que ya iban los refuerzos para ayudar a las personas, pero después me enteré que tenían un cerco de seguridad, tenían un cerco de seguridad en el cual no estaban dejando pasar a nadie, a nadie, a nadie,  hasta que terminara su operativo, porque tenían un operativo especial”, contó.

 

20120322052505_IMG_7149.JPG

 

Añadió que al inicio la familia atacada no sabía que eran policías quienes les disparaban hasta que ingresaron a la casa accionando sus armas de cargo.

 

 

“La Ley es la que entró disparando, no se identificaron, solamente empezaron a disparar y pues mataron a muchas personas, entre ellas mujeres y niños, los estaban tratando mal, yo estaba escuchando todo ya que en todo momento estuve en contacto con mi novia y el teléfono me imagino que cuando mataron a mi novia siguió funcionando y se seguían escuchando las cosas.

 

 

“La policía llegó disparando a la casa, eso fue lo que sucedió, entraron y al momento de entrar no les importó, no se fijaron si había niños, si había mujeres o si había quien estuviera, entraron y empezaron a disparar a lo loco y mataron a cinco mujeres y un bebé, un niño”, dijo Luis Daniel.

 

20120322053431_IMG_7175.JPG

 

FUERON DOS OPERATIVOS, NO UNO

 

 

Dos de los detenidos fueron presentados ante una jueza en una audiencia de control de detención.

 

 

Contrario a lo que informó el Comisionado Estatal de Seguridad, Alberto Capella Ibarra, en la conferencia de prensa del 30 de noviembre en el C5, José Manuel, a quien identifica como hijo de “Crispín”, no fue detenido a bordo de un automóvil, en posesión de un arma de fuego y droga, sino en su casa, mientras dormía.

 

 

En otro domicilio, el hombre identificado como Juan Antonio “N”, fue detenido, también mientras dormía.

 

 

Ante las pruebas presentadas por la defensa, entre ellas un video que demuestra circunstancias de tiempo y espacio distintas a las establecidas en la versión oficial, la juez de control ordenó poner en libertad a los dos detenidos e iniciar una investigación en contra de los policías encargados de la puesta a disposición.

 

IMG-20171202-WA0002-1.jpg

 

Para frenar la confusión sobre cómo ocurrieron los hechos, la Fiscalía General del Estado emitió un comunicado en el que informó que se trataba de casos distintos éste de los dos detenidos, y el de la masacre en la Colonia Rubén Jaramillo.

 

 

“Con respecto a la resolución dictada por la Juez de Control, Juicio Oral y Ejecución de Sanciones del Primer Distrito Judicial en el Estado, Lic. Nancy Aguilar Tovar, donde calificó de ilegal las detenciones de José Manuel  “N” y Juan Antonio “N”, la Fiscalía General de Morelos, informa que el caso de la detención de estas dos personas son hechos ajenos al lamentable suceso donde perdieran la vida seis personas.

 

 

“Es importante mencionar que José Manuel “N”, primogénito de Crispín Gaspar “N”, fue asegurado en una camioneta Mazda, en la cual al momento de la revisión fue encontrada un arma de fuego y droga. El abogado particular ofreció pruebas, decretando ilegal la detención la Juez de la Causa. Por cuanto a Juan Antonio “N”, fue detenido en hecho diverso por delitos contra la salud, por lo que se inició la carpeta FDC01/378/2017, donde la Juez valoró argumentos del Ministerio Público y la defensa particular, decretando la ilegalidad de su detención, no omitiendo señalar que es un hecho diverso al lugar donde fallecieron personas”, indicó la Fiscalía.

 

 

LA VERSIÓN DE JOSÉ MANUEL GASPAR

 

 

El domingo 3 de diciembre José Manuel ofreció una conferencia de prensa en la Casa Ejidal de la Colonia Lázaro Cárdenas de Cuernavaca, colindante con la colonia Rubén Jaramillo de Temixco, en la que narró cómo fue detenido.

 

 

“Nosotros llevamos aquí toda la vida viviendo, no somos de un año, o dos años aquí viviendo, aquí vivieron mi bisabuelo, mi abuelo, aquí ellos podría decirse que fundaron la colonia, por eso es que tenemos terrenos, por eso es que tenemos parcela, a eso nos dedicamos, a la compra y venta de terrenos, no hacemos nada malo.

 

20120324224334_IMG_7398.JPG

 

“Yo estaba durmiendo en mi casa, tres de la mañana, no recuerdo la hora, es cuando llegaron, yo en shorts, sin ropa interior, sin zapatos, sin playera, así me detienen, así me llevan en la propia camioneta que estaba ahí de nosotros”, explicó José Manuel.

 

 

En la Casa Ejidal se reunieron para presenciar la conferencia de prensa unas 200 personas.

 

 

Algunas de ellas portaban cartulinas con las que exigían la renuncia del Comisionado Estatal de Seguridad, Alberto Capella.

 

Fuera Capella

 

El líder de la Colonia, Juan David Aparicio Sotelo, dijo que el padre de José Manuel no es apodado Crispín, sino que es su nombre y que es fundador de la Colonia Lázaro Cárdenas, dedicado a la compra-venta de terrenos y no al crimen organizado.

 

 

“Decirle al Gobierno que no estamos en contra de que detenga delincuentes, los delincuentes que los detenga y que paguen lo que tengan que pagar, estamos en contra de que se inventen delincuentes, no somos un pueblo callado señor Graco, señor Capella, no somos un pueblo callado, somos un pueblo que tiene voz, desgraciadamente nos equivocamos al ponerlos al frente de nosotros, pero no vamos a estar sometidos a sus estupideces”, dijo.

 

 

En el lugar los vecinos exigieron que Capella ofrezca disculpas públicas a los detenidos que fueron puestos en libertad, principalmente a José Manuel.

 

 

Para los vecinos, las detenciones de José Manuel y Juan Antonio fueron un intento de la Policía Morelos de ocultar los hechos ocurridos en la casa de la Colonia Rubén Jaramillo.

 

 

“Nosotros estamos conscientes de las tonterías que hizo el Gobierno y por querer tapar muertes de niños y mujeres quieren inventar un capo que la verdad es que no existe, entonces que Capella y Graco se hagan cargo de sus muertos, pero que no vengan a inventar capos aquí”, dijo el líder de la Colonia.

 

 

 

EN LIBERTAD TODOS LOS DETENIDOS

 

 

Durante el fin de semana uno de los detenidos en el operativo, menor de edad, fue puesto en libertad por un juez.

 

 

Más tarde, en audiencia judicial de vinculación  a proceso otros cuatro detenidos quedaorn en libertad por órdenes de un juez oral.

 

 

Al salir de la audiencia, Víctor Javier Hernández Vela, abogado de los acusados, habló de las inconsistencias e irregularidades exhibidas durante la presnetación ante el juez.

 

juicios orales

 

Mencionó que los peritajes realizados por la Fiscalía General del Estado contradecían la versión oficial de Alberto Capella y la Comisión Estatal de Seguridad.

 

 

Dijo que quedó evidenciado por un perito de la Fiscalía General del Estado (FGE) que la escena del crimen fue alterada.

 

 

De acuerdo el abogado, en la puesta a disposición de los detenidos los policías indican que la madrugada del 30 de noviembre, mientras realizaban un operativo en el Municipio de Temixco, elementos de la Comisión Estatal de Seguridad  vieron a unas personas con armas de fuego que entraban en un domicilio al que los policías se meten porque encontraron las puertas abiertas.

 

 

Sin embargo la primera irregularidad es que de acuerdo con el peritaje, las cerraduras de la casa fueron forzadas.

 

 

“Su perito en materia de criminalística refiere que hay forzadura de chapas, sobre todo que hay  alteración de las evidencias, que hay huellas de saqueo, hurto, robo, pero sobre todo los dictámenes en materia de balística  también fueron contundentes”, expresó.

 

 

Otro de los hechos que contradice la versión del comisionado estatal de seguridad, Alberto Capella es que los detenidos en el operativo policiaco no dispararon armas de fuego, de acuerdo con las pruebas de rodizonato de sodio.

 

 

Además en la escena alterada fueron encontradas dos pistolas, una calibre 9 milímetros y otra calibre 38 súper.

 

 

Ninguno de los casquillos percutidos encontrados en la escena corresponde con la pistola 9 milímetros que presuntamente tenía en posesión una de las mujeres asesinadas en el operativo.

 

 

“Lo que nos llama la atención ahí y lo que nosotros sí decimos  que como ciudadanos esto no podemos permitirlo, esto fue una ejecución, como ciudadanos sí tenemos que decirlo, en el baño están  los casquillos 9 mm de cuatro armas disparadas, cuando  el casquillo no puede votar muy lejos”, expresó el abogado.

 

 

Otra de las irregularidades es que ninguno de los casquillos percutidos encontrados en la escena corresponde con las armas de cargo de los policías que fueron presentadas ante la Fiscalía General del Estado y que presuntamente fueron accionadas en contra de la familia.

 

 

Además las víctimas recibieron balazos en la cabeza.

 

 

“Algunos tienen en cráneos, eso  también tendría que ser parte de la investigación que la Fiscalía debe de hacer en contra de los policías, se encontró la huella de un policía  distinto a los policías que dicen fueron y los policías  que participaron en ese evento que dicen dispararon, sus armas no están disparadas, los casquillos no corresponden a esas armas y ellos salen negativos en rodizonato de sodio”, informó el abogado.

 

 

Pero una de las irregularidades más graves para la defensa es que algunas de las víctimas fueron localizadas refugiadas en el baño, con heridas de mecanismos de defensa y con lesiones de bala en la cabeza.

 

 

Las imágenes de los cuerpos no fueron presentadas en la audiencia, dijo el abogado, por respeto a los derechos humanos de las personas ejecutadas.

 

 

“Si las pudieran ver se percatarían que las personas están refugiadas en  la taza del baño, en la parte de la esquina, una de las señoras, el cuerpo b,  supuestamente tiene una pistola en el  glúteo, en la parte de la entrepierna, pero están cubriéndose, se ve que hay una de ellas que tiene lesiones de mecanismos de defensa, hay personas que sí tienen en cráneo,  entonces no puede hablarse de un fuego cruzado cuando ellas están abajo y se ve que se agacharon para salvaguardarse de todo el ataque”, dijo.

 

 

 

EXHIBEN FOTOGRAFÍAS DE LAS VÍCTIMAS

 

 

Durante el sepelio de las víctimas masacradas, algunos de sus familiares acusaron fuera de entrevista que los cuerpos presentaban huellas de tortura y el llamado tiro de gracia, como el de la bebé de dos meses de edad.

 

 

Para probar sus dichos, la familia difundió algunas fotografías de los cadáveres.

 

 

En la fotografía de la niña de 2 meses de edad se aprecia una herida circular en el lado derecho del cráneo, unos 5 centímetros arriba de la oreja.

 

 

Tras la difusión de las fotografías en un puente peatonal de la carretera federal Cuernavaca-Acapulco, dentro del territorio de Temixco, fue colocada una manta dirigida a la sociedad morelense en la que  se acusa a las autoridades del estado de mentir en torno a este caso.

 

 

“Les hago saber la verdad de los hechos ocurridos en la colonia La Nopalera donde perdieron la vida seis personas inocentes, en un operativo fallido comandado por la oficial Catalina Laurel y permitido por el señor Capella, responsable del Mando Único, el cual en rueda de prensa se encarga de difamar y buscar culpables ficticios en personas que no tienen nada en esto con el fin de enmascarar el horror de dicho operativo.

 

 

“Miente diciendo que los recibieron a balazos, cosa que es totalmente falsa ya que llegaron disparando a pesar de los gritos de las mujeres que no lo hicieran porque había niños, claro está seis víctimas inocentes y pregunten cuántos oficiales heridos, ninguno”, se lee en la manta colocada en el puente.

 

 

DICE FISCAL QUE NO HUBO TIRO DE GRACIA

 

 

La noche del martes el Fiscal General del Estado, Javier Pérez Durón, ofreció una conferencia de prensa en las instalaciones de la Fiscalía General para insistir en que las seis víctimas murieron por quedar en el fuego cruzado.

 

 

Pérez Durón sostuvo que ninguna de las víctimas recibió el llamado tiro de gracia.

 

 

“Es falso que las personas fallecidas en el lugar de los hechos hayan recibido el llamado tiro de gracia, no hay ningún elemento de carácter científico, técnico o pericial que así lo pruebe, las necropsias de ley practicadas con todo apego al protocolo en la materia determinaron que los cuerpos no presentan ninguna característica de esa naturaleza”, dijo Pérez Durón.

 

 

A pesar de que fue convocada como conferencia de prensa, ni el Fiscal General Javier Pérez Durón ni el área de Comunicación Social del gobierno del Estado abrieron una sesión de preguntas.

 

 

Sin embargo los periodistas que atendieron la convocatoria lanzaron algunos cuestionamientos a Pérez Durón quien al finalizar su presentación solo se levantó de la silla y se retiró del lugar sin responder las preguntas.

 

 

“Lamentablemente estas personas fallecieron producto del fuego cruzado”, dijo Pérez Durón.

 

 

Aunque el Juez ordenó la inmediata libertad de los detenidos con base en las pruebas periciales realizadas por peritos de la propia Fiscalía,  para el Fiscal existen suficientes elementos en la Carpeta de Investigación que comprueban que los disparos se realizaron por ambas partes, por lo que adelantó que la dependencia a su cargo apelará la decisión judicial.

 

 

“Existen elementos suficientes  dentro de la misma carpeta de investigación, como lo he dicho en este comunicado, que hubo disparos de ambas partes, por eso es que vamos a recurrir esta decisión”, dijo.

 

 

Añadió que la Carpeta de Investigación permanece abierta en torno a la participación de los policías de la Comisión Estatal de Seguridad en la masacre.

 

 

“La Carpeta de Investigación sigue abierta por cuanto a la investigación de los policías”, dijo.

 

 

 

CIRCULAN FOTOGRAFÍAS DEL TERROR

 

 

Luego de que el Fiscal Javier Pérez Durón ofreciera la conferencia de prensa para asegurar que las seis víctimas murieron en medio del fuego cruzado, fue filtrada una docena de fotografías de la escena del crimen.

 

 

En las imágenes se observan los cuerpos ensangrentados de cuatro de las víctimas tirados en el piso del baño de la casa, junto al excusado.

 

 

En la imagen se pueden apreciar los cuerpos de las mujeres de 27, 40 y 22 años y el del niño de 13, todos en el muro contrario a la puerta de acceso al baño.

 

 

A unos metros de la puerta de aluminio del baño se observa el cuerpo de la bebé de dos meses de edad, sobre una cobija y vestida con un mameluco de color naranja con estampado de tigre.

 

 

Otra de las fotografías muestra el patio de la casa y el marcado de varios cartuchos percutidos de armas de grueso calibre.

 

 

En la fotografía uno de los indicios balísticos está marcado con el número 37.

 

 

En otras imágenes se observa una recámara desordenada, con los cajones de los burós abiertos y con ropa tirada por todo el piso.

 

 

Otra de las fotografías muestra una maleta abierta con artículos de limpieza en su interior.

 

 

 

AMENAZAN A POLICÍAS Y PONEN PRECIO A SUS CABEZAS

 

 

A través de narcomantas presuntos miembros del crimen organizado amenazaron de muerte al titular de la Comisión Estatal de Seguridad, Alberto Capella Ibarra, y a los policías que participaron en el operativo en el que seis personas fueron asesinadas.

 

 

En una de las mantas, colgadas en la vía pública de Temixco, incluso ofrecen 100 mil pesos por la cabeza de cada policía.

 

IMG-20171206-WA0014.jpg

 

“Alberto Capella Ibarra, jefe de la CES en Morelos, hijo de tu puta madre, te pasaste de verga matando gente inocente, ordenaste a tu bola de pendejos que hicieran tu trabajo sucio, pero ni eso pueden hacer bien, ya están todos tus putitos policías ubicados, que se pasaron de verga con la gente de Temixco (José Abdiel Martínez Leana, Pedro Gómez Valeriano, Fernando MEdina Bahena, Arturo López Borja, y tus comandantes Lauro, clave Aquiles,  Veledias Alfa 8 y el puto Pegaso.

 

 

“Llegamos para quedarnos CJNG y a la ciudadanía inconforme se le comunica $100,000 pesos por cada cabeza  de un policía Morelos o Mando Único”, se lee en las mantas.

 

 

REVELAN PARTICIPACIÓN FEDERAL EN OPERATIVO Y REMUEVEN A MANDO

 

 

 

Carlos Caltenco Serrano, Secretario General del Ayuntamiento de Temixco, informó que en el operativo policiaco en el que murieron seis integrantes de una familia participaron autoridades estatales y federales.

 

 

“Tenemos entendido que el operativo corrió a cargo tanto de la autoridad estatal, como de la autoridad federal”, dijo.

 

 

En entrevista con reporteros, el funcionario municipal dijo que la información que posee el Ayuntamiento sobre los hechos le será entregada en un informe a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos.

 

 

Agregó que la policía municipal adscrita al Mando Único no tuvo participación en el operativo y que fue convocada por los mandos policiacos tras la masacre.

 

 

“En grandes términos estamos informando que concretamente la fuerza policial de Mando Único destacamentada en Temixco no participó en los eventos que se suscitaron en la Colonia Rubén Jaramillo, acudieron solamente para coadyuvar después de que se dio la confrontación o el evento cuando fueron requeridos para auxiliar en el establecimiento del perímetro”, expresó.

 

 

Además dijo que por procedimientos establecidos en el convenio de Mando Único, firmado entre el Municipio y el Gobierno estatal, la comandante policiaca de Temixco fue relevada.

 

 

El cambio, agregó, había sido pospuesto por la muerte de la presidenta municipal Irma Camacho.

 

 

“El protocolo, de acuerdo al convenio de Mando Único establece la rotación de los mandos cada seis meses, precisamente el espíritu de esta rotación, de acuerdo a como está establecido el convenio, es que los mandos policiacos estatales pues no generen compromisos territoriales con nadie y esta rotación se había pospuesto por las circunstancias que se han presentado en el municipio”, expresó.

 

 

Con  esta rotación la comandante Catalina Laurel fue sustituida por el jefe policiaco Eduardo Sánchez, quien ocupaba ese cargo en el Municipio de Huitzilac.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s