Anuncios
Última Hora

Abraza el MPJD a Andrés Manuel López Obrador por su triunfo en las urnas y lo invita a un encuentro para revisar la agenda fundamental de la nación

Desde el dolor causado por tantos años de una guerra sin sentido, el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad convocó durante su séptimo aniversario a un diálogo con quienes entonces aspiraban a la presidencia de la República.

Facilitado por la Universidad Iberoamericana y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, el encuentro se realizó el pasado 8 de mayo, en el Museo Memoria y Tolerancia. Ahí, los cuatro aspirantes presidenciales expresaron sus posturas respecto al modelo de seguridad, la política de drogas, el establecimiento de una fiscalía independiente y autónoma, un mecanismo internacional contra la impunidad y una comisión de la verdad.

En su intervención, Andrés Manuel López Obrador hizo compromisos concretos: cambiar la estrategia de combate a la inseguridad y convocar, antes de su eventual toma de posesión, a una serie de encuentros entre especialistas nacionales e internacionales para elaborar un proyecto conjunto en la materia; atender las causas que originan la violencia; no basar su política en el uso de la fuerza; respetar los derechos humanos; evitar la asociación entre autoridades y crimen organizado; atender personalmente y de manera diaria los informes sobre delitos en el país; garantizar la coordinación efectiva entre las instituciones encargadas de la seguridad pública; terminar con la corrupción y la impunidad; y fortalecer la Comisión Nacional de Búsqueda con presupuesto suficiente y personal especializado, así como garantizar la implementación de la Ley General de Víctimas y la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas.

Como ganador de la elección presidencial del 1 de julio, Andrés Manuel López Obrador será el encargado de hacer frente a la emergencia nacional, a la tragedia humanitaria, a la negación y al olvido que hemos sufrido durante los últimos 12 años. Si Felipe Calderón dejó el país como un enorme cementerio manchado de sangre, Enrique Peña hará lo propio heredándonos fosas aún más profundas, llenas de incontables personas muertas y desaparecidas. El diagnóstico es claro: la deuda que tiene el Estado con las víctimas es hoy inconmensurable y sigue creciendo sin control.

En honor al compromiso planteado el 8 de mayo, el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad invita a Andrés Manuel López Obrador a una reunión pública el próximo17 de septiembre, para revisar la agenda fundamental de esta nación respecto a la desaparición de personas, la política migratoria, los pueblos indígenas, la trata de personas, los feminicidios y el desmantelamiento patrimonial y financiero del crimen organizado. De igual manera, proponemos incluir en el diálogo las promesas relativas a la integración de una comisión de la verdad y la creación de un mecanismo internacional contra la impunidad.

Únicamente podremos hablar de democracia cuando alcancemos la paz, aclaremos la verdad sobre los crímenes y hagamos justicia para todas las personas asesinadas, desmembradas, esclavizadas, prostituidas, desaparecidas y arrojadas como basura a fosas clandestinas. De otra manera, el país seguirá hundido en el abandono y la simulación.

Anuncios

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 14.514 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: