Anuncios
Última Hora

Descubren por sismo templo en Teopanzolco

CUERNAVACA, MORELOS. El sismo del 19 de septiembre provocó afectaciones en la zona arqueológica de Teopanzolco, pero también ocasionó un gran hallazgo: una estructura más antigua que cambia la cronología del sitio.

“Gracias al sismo estamos descubriendo que al interior de la subestructura, lo que se consideraba la construcción mas antigua de Teopanzolco estamos encontrando muros de un templo que según las características arquitectónicas, según la ubicación y según los materiales cerámicos y líticos podemos fechar a lo que sería inicio del periodo clásico medio, que sería contemporáneo con la construcción de Tenayuca en el Estado de México”, expresó la arqueóloga Bárbara Konieczna, encargada de la zona arqueológica.

La de Tenayuca es la primera pirámide que se conocía con escalinata doble de acceso a la parte superior donde se colocaban los templos de Tláloc y Huitzilopochtli.

Este hallazgo confirma lo que ya sospechaban los expertos del Instituto Nacional de antropología e Historia: fue la arquitectura Tlahuica de Teopanzolco la que inspiró la construcción de Tenochtitlán, y no alrevés.

“Ese hallazgo nos cambia la cronología del sitio de Teopanzolco ya que posiblemente primero fue construido ese basamento y después a imagen de ese tipo de construcción se construyó el Templo Mayor en Tenochtitlán, es decir, fue a la inversa, no es que los mexicas aquí trajeron ese estilo arquitectónico, sino al revés, la arquitectura Tlahuica inspiró a los mexicas para construir el Templo Mayor en Tenochtitlán”, dijo la especialista.

La parte que hasta antes de este hallazgo se conocía de Teopanzolco data del periodo Posclásico Medio (1150-1200 D.C.)

El nuevo hallazgo podría corresponder al periodo Posclásico Tardío (1200-1521 d.C.)

Tras el sismo del 19 de septiembre de 2017, entre las diversas afectaciones que presentó este sitio patrimonial la pirámide sufrió un considerable reacomodo del núcleo de su estructura.

El daño más grave se situó en la parte superior, donde se ubican los templos de Tláloc y Huitzilopochtli.

Ahí, el piso entre ambos adoratorios se hundió e inclinó, lo que puso en peligro su estabilidad.

Para verificar los daños en el núcleo de la edificación y realizar los trabajos para su su recuperación, se abrieron dos pozos de sondeo, uno en el interior del templo de Tláloc y otro en el pasillo que separa los oratorios.

Fue así como los especialistas descubrieron los muros del antiguo edificio.

Anuncios

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 13.903 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: