No, no se va a caer el puente Palmira.

El puente del Distribuidor Vial Palmira no tiene riesgo de colapsar, pues los daños que presenta son superficiales, dijo en entrevista Fidel Giménez, Secretario de Obras Públicas del Gobierno del Estado de Morelos.

El martes, durante un recorrido de supervisión, Carlos Mojica Avilés, presidente de la Asociación Mexicana de Directores Responsables de Obra y Corresponsables, dijo que una de las trabes que forman parte de la estructura del Distribuidor Vial Palmira, inaugurado hace apenas cinco años, presenta una falla estructural con riesgo de colapso.

“El riesgo es el que ya vieron, la trabe que está más dañada y el riesgo se va incrementando conforme se va dañando la trabe, no es de manera porcentual, es de manera exponencial, entre más se deteriore la trabe es más peligroso, puede llegar al punto de colapsarse si no se atiende”, expresó.

Sin embargo, tras una revisión, especialistas de Capufe y de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informaron al Secretario de Obras Públicas de Morelos que no existe ese riesgo.

“Le pedí al director general de Caminos y Puentes, el ingeniero César Bautista, que fuera acompañado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a hacer un recorrido en el mismo punto, lo hicieron, el residente de puentes y señalamiento del Centro SCT-Morelos, el ingeniero Sánchez Granados y el ingeniero director general de Caminos y Puentes del Estado y bueno, básicamente dieron una explicación”, dijo Fidel Giménez.

El apoyo 9, de los 22 que forman parte del distribuidor, presenta un aparente “desconchamiento” y caída de material de concreto de una de las caras del cabezal.

“En este cabezal van apoyadas las trabes que digamos constituyen la parte superior del puente y para efecto de unirlas en el momento que fue construido, que fue alrededor, fue entregado este puente y puesto en operación en el año 2014, en esa fecha, se hace un colado en la parte superior de ese cabezal para unir las trabes con el cabezal y con la pila, con el apoyo.

“Para poder hacer ese colado lo que se utiliza es una cimbra precisamente de acero y concreto, en lugar de utilizar de madera es una cimbra perdida que se hace a partir de varillas de acero y un revestimiento de concreto, se cuela eso, es el primer elemento y después se hace el colado de la parte estructural que va a dentro, entonces lo que me explicaban es que en el sismo del 19 de septiembre de 2017 lo que sucedió fue que el puente trabajó, todos los puentes tienen un movimiento y una vibración continúa conforme se pasa por ellos y máxime cuando hay un sismo”, dijo.

Los daños, agregó el funcionario estatal, no son estructurales.

“Lo que se ve en esas imágenes que vimos en los medios es simplemente el desconchamiento del repello, o de la parte de la cimbra perdida externa, no tiene nada que ver con los daños estructurales”, expresó.

El puente puede ser utilizado con confianza por los automovilistas.

“Estar digamos, no dejarse influenciar a veces por un poco de versiones apresuradas en un tema en el que no se ha profundizado técnicamente lo necesario, simplemente no hay ningún riesgo estructural, el puente está en esa misma condición desde el 19 de septiembre de 2017 y está trabajando con toda normalidad el puente”, expresó Giménez.

Anuncios