Aprenden primeros auxilios mientras juegan a ser bomberos.

Más de 180 niñas y niños aprende este verano primeros auxilios, principios de protección civil, prevención de accidentes, combate de incendios, rapel y hasta buceo mientras juegan a ser bomberos.

Se trata del séptimo curso de verano que ofrece la Dirección de Bomberos de Cuernavaca en la denominada Base Lago de la corporación.

El comandante Jesús Reyes Salinas, director del Heroico Cuerpo de Bomberos de a ciudad, explica que en el curso hay niños desde los 5 hasta los 14 años, divididos en grupos de acuerdo con sus habilidades.

“Va a culminar el día 31 de julio, es de 9 de la mañana a 2 de la tarde y tenemos niños de 5 años hasta 14 años de edad, los estamos dividiendo en grupos por las diferentes habilidades y capacidades que tiene cada uno de ellos y estamos viendo y abordando diferentes temas relacionados a primeros auxilios, de prevención y combate de incendios, se van a ver cosas relacionadas a Protección Civil, rapel, algo de nado y de buceo incluso.

“El curso de nosotros va encaminado mucho a la prevencón de accidentes en el hogar, a la prevención de incendios, a que los niños sepan reconocer alguna emergencia y activar por lo menos las unidades de emergencia y si no en determinado momento que ellos puedan actuar, pero va encaminado principalmente a la prevención”, dijo el comandante.

En esta edición del curso algunos jóvenes que hace cinco años participaron en él se han integrado como voluntarios el cuerpo de bomberos.

Otros decidieron capacitarse profesionalmente en el tema luego de participar en el curso de verano.

“Hay adolescentes que están estudiando en el Conalep, por ejemplo, en áreas similares a esta que es la seguridad, higiene y protección civil y algunos compañeros jóvenes que ya vienen de volunitarios a hacer prácticas con nosotros.

“Han venido de voluntarios aquí adolescentes que hace cinco años tenían 14 años, 12 años, ahorita ya se integran con nosotros como voluntarios”, expresó Reyes Salinas.

Como parte de las actividades, los 180 niños acudirán a las instalaciones de una universidad privada donde realzarán prácticas de nado y buceo.

“Para nosotros es una satisfacción y principalmente ya cuando los vemos materializados, como te comenté hace un momento, en que algunos adolescentes ya se integran con nosotros sí es una satisfacción ver a los niños con el entusiasmo y con la energía que tienen ellos aquí con nosotros”, dijo el comandante

Anuncios