“Somos seres humanos luchando por vivir, por vivir estamos luchando, ya no queremos sobrevivir”.- Adrián LeBarón.

Con mensajes de Javier Sicilia y Adrián LeBarón, padre y abuelo de cinco de las nueve víctimas de la masacre registrada en contra de esa familia en el norte del País, concluyó la Caminata por la Verdad, la Justicia y la Paz frente a Palacio Nacional en el Zócalo capitalino.

Tras esquivar a un grupo de simpatizantes del Presidente André Manuel López Obrador que trató de impedir el avance de la Caminata, quienes la encabezan lograron llegar a un pequeño templete desde donde pronunciaron discursos a favor de la unidad nacional.

Ahí LeBarón dijo que la guerra nace en la cabeza y la paz en el corazón.

“Te quiero, México, te quiero mexicano, aquí en esta misma marcha hay diferencias intelectuales que nos separan, pero a pesar de ellas marchamos juntos, marchamos juntos y ese es el primer paso hacia el corazón: permanecer juntos, juntos le ganamos al miedo, juntos nos podemos abrazar, y en un abrazo los corazones se tocan. ¿Los han sentido, han sentido mi corazón en su abrazo? Se acercan los corazones y los corazones se reconocen, como el mío y el tuyo, el mío y el tuyo, México.

“México palpita, yo estoy cerca de México y con los corazones abrazados se reconcilian, este es un llamado a la reconciliación, hermanos, y así nace la esperanza, si yo y tú estamos reconciliados, yo y tú vamos a tener esperanza”, expresó.

Lamentó que tras 15 años de guerra los mexicanos no han logrado reconciliarse.

Rodeado de activistas y representantes de colectivos de víctimas, Adrián LeBarón dijo que quienes participaron en la movilización que el jueves de la semana pasada salió del norte de Cuernavaca ni son chairos, ni fifis, ni conservadores, sino personas que están cansadas de sobrevivir en medio de la violencia.

“Llevamos casi 15 años en guerra y no hemos aprendido a reconciliarnos todavía. ¿Qué nos pasa? Creo que por ahí, por ahí, por ese caminito debemos de comenzar y reconocernos sin prejuicios, dejando el miedo de lado, por eso aquí no caben etiquetas artificiales, no somos chairos, ni fifis, ni conservadores, ni de la izquierda, somos seres humanos luchando por vivir, por vivir estamos luchando, ya no queremos sobrevivir.

“México, por eso pido, por eso grito a ustedes, a nosotros, por eso grito al gobierno, por eso grito al País entero, el primer paso para lograr la paz es la reconciliación, hermanos, la guerra nace en la cabeza, la paz nace en el corazón. Te amo, México, te amo, mexicano y mexicana”, concluyó.