Cuestiona Pepe Casas negocio de “El Lobito” por la privatización del servicio alumbrado público.

Cuestiona Pepe Casas negocio de “El Lobito” por la privatización del servicio alumbrado público.

 

Antes de analizar a fondo la solicitud formulada por el Ayuntamiento de Cuernavaca para que el Congreso autorice que terceros se hagan cargo de la prestación del servicio de alumbrado público, el Diputado José Casas consideró que, en principio, es necesario que el Ayuntamiento puntualice si lo que pretende es concesionar el servicio o celebrar un contrato de colaboración público privada, dado que ambas figuras tienen connotaciones y regulaciones distintas.

 

 

Captura de pantalla 2020-02-25 a la(s) 13.18.33

 

 

La solicitud a la que hemos tenido acceso, es confusa y contradictoria, dijo, pues mientras que en un apartado solicitan se otorgue un título de concesión, en otro se refieren a la autorización para llevar a cabo la licitación para celebrar un contrato de colaboración público privada y no se puede autorizar al mismo tiempo ambas figuras jurídicas, puntualizó.

 

 

 

En todo caso, agregó, es necesario que el Ayuntamiento de Cuernavaca aclare porque, tratándose de concesión o de colaboración público privada, los habitantes de esta Ciudad tendrán que pagar la cantidad de casi MIL QUINIENTOS MILLONES DE PESOS, pagaderos en un plazo de QUINCE AÑOS, garantizados con el 30% DE LAS PARTICIPACIONES FEDERALES que le corresponden al Municipio, por mantener alumbradas sus calles y avenidas.

 

 

 

El Diputado local, que representa a una fracción del municipio de Cuernavaca en el Congreso local, considero que pagar CIEN MILLONES DE PESOS POR AÑO, es mucho más de lo que actualmente gasta el Ayuntamiento por el mantenimiento y operación del alumbrado público, por lo que, en principio, no se aprecia ninguna ventaja en permitir que un tercero se haga cargo de la prestación de este servicio. Cual es la ventaja para la ciudad? cuestionó.

 

 

 

A pesar de las limitaciones financieras existentes en el municipio desde el año 2012, el Ayuntamiento ha tenido la capacidad de mantener alumbrada la ciudad, sin necesidad de concesionar el servicio, sostuvo y agregó: en todo caso, antes de pensar en concesionar o celebrar una CPP, el Ayuntamiento debe revisar sus procedimientos internos para eficientar ese servicio.

 

 

 

Por otra parte, José Casas sostuvo que las participaciones federales de Cuernavaca se encuentran gravemente comprometidas por la deuda bancaria contraída por administraciones anteriores; autorizar al Ayuntamiento a comprometer adicionalmente el 30% de esas participaciones, significaría dejar a las siguientes CINCO ADMINISTRACIONES MUNICIPALES sin recursos para atender las necesidades mínimas del Ayuntamiento, afectándose gravemente el funcionamiento de la administración pública y la prestación del resto de los servicios públicos, en perjuicio de la ciudadanía.

 

 

 

Casas recordó que en la Legislatura pasada, el Diputado Jaime Alvarez Cisneros, operador y aliado de Graco Ramírez y de Rodrigo Gayoso, propuso al Ayuntamiento de Cuernavaca una concesión muy similar, misma que fue rechazada al descubrirse que detrás de esa concesión se ocultaba un negocio millonario, un grave acto de corrupción.

 

 

 

Confió que detrás de la solicitud del Ayuntamiento, no se esconda un fin distinto al mejoramiento de la prestación del alumbrado público, pues sería lamentable que aún con el cambio de administración, la influencia de Graco siga siendo causa de la corrupción en el Estado, concluyó.