Suspende Cuernavaca el uso de espacios públicos por COVID-19.

De acuerdo con el reporte del Gobierno federal, en Morelos solo se ha reducido la movilidad en un 42 por ciento, lo que aumenta el riesgo de contagios del virus  SARS-CoV-2, por lo que las autoridades municipales decidieron tomar esta medida.


Ante el caso omiso que la ciudadanía ha hecho de las indicaciones para prevenir contagios de COVID-19, el Ayuntamiento de Cuernavaca  decidió suspender el uso de espacios públicos o comunes, como calles, avenidas y plazas.

De acuerdo con el reporte del Gobierno federal, en Morelos solo se ha reducido la movilidad en un 42 por ciento, lo que aumenta el riesgo de contagios del virus  SARS-CoV-2, por lo que las autoridades municipales decidieron tomar esta medida.

“A partir del 30 de abril y hasta el 30 de mayo de 2020 queda suspendido el uso y aprovechamiento de todo espacio tangible, público o común, bienes de dominio público tales como plazas, avenidas, calles, viaductos, paseos, jardines y parques púbicos y áreas de ejercicio, entre otros, propiedad del Ayuntamiento, los cuales únicamente podrán usarse para el traslado o camino a sus fuentes de empleo, domicilios o para la adquisición de alimentos o productos considerados de primera necesidad o medicamentos, sin que puedan permanecer en ellos u ocuparse sin causa justificada”, dijo el Alcalde Antonio Villalobos Adán.

Las autoridades de la ciudad aseguran que esta medida no menoscaba ninguna garantía individual, pues está apegada a derecho y fundamentada, incluso en tratados internacionales en materia de derechos humanos.


“Lo anterior no constituye una suspensión de los derechos de reunión y la libertad de circulación de los ciudadanos, se trata del dictado de disposiciones administrativas adoptadas por el Ayuntamiento de Cuernavaca tendientes a hacer efectivo el derecho de la salud de la población”, agregó el Edil.

Cuernavaca es el municipio con el mayor número de contagios y muertes provocadas por COVID-19.

Pese a ello, la mayoría de la población no acata las medidas de sana distancia ni de aislamiento domiciliario.

En la vía pública todavía se puede ver a personas sin cubreboca, a pesar de que su uso es obligatorio en sitios como el transporte público y supermercados.