Reportan brote de COVID-19 en residencia geriátrica de Morelos.

Trabajadores de la residencia geriátrica Eishel Nuestro Hogar, AC, ubicada en Cuernavaca, Morelos, reportaron que cinco empleados dieron positivo a pruebas de laboratorio de COVID-19.

De forma anónima, trabajadores de la institución informaron que los directivos pidieron desde el el 26 de abril que de forma voluntaria el personal permaneciera un mes en la residencia, sin salir, para atender a los poco más de 80 adultos mayores que residen ahí y evitar así contagios.

De acuerdo con la versión de los trabajadores, la mayoría del personal accedió a pernoctar un mes en el lugar, sin embargo, el martes 5 de mayo, por protocolo, un laboratorio privado, proveniente de la Ciudad de México, aplicó pruebas de COVID-19 a los poco más de 40 empleados.

“Nos plantean que nos quedemos un mes aquí  trabajando, trabajar un mes encerrados para evitar el riesgo de contagio. Cuando empezó lo del COVID tomaron medidas para evitar contagios, pero su idea es que se quedaran el mayor tiempo viviendo para evitar el contagio.

“Llegamos el domingo 26 de abril. Aproximadamente somos 30, 40 personas, entre enfermeras, cocineros, recamarers, asistentes geriátricos y más de 80 residentes, todos mayores de 75 años, entre 75 y 90, la mayoría mexicanos. Y nosotros aceptamos esa propuesta voluntariamente, aceptamos quedarnos, aunque no quisieron pagarnos el doble, plantearon que ganaríamos lo mismo”, dijo uno de los trabajadores en entrevista telefónica.

Los empleados temen que estos casos no hayan sido reportados a las autoridades de salud de Morelos, pues los cinco empleados que dieron positivo solo fueron enviados a sus casas, por lo que pidieron la intervención de los Servicios de Salud de la entidad.

“El martes 5 de mayo nos toman la prueba del COVID a todo el personal, por precaución nos toman la prueba a todo el personal, puro personal, entonces para el día ayer sábado 9 d mayo nos dan la noticia de que hay cinco infectados. Hay cinco infectados, entre ellos un vigilante, una cocinera que hacía la comida para el personal, que es distinto a los pacientes, y el doctor encargado del asilo, una jefa de área y un muchacho que hace las compras”, dijo otra de las trabajadoras.

Para disminuir las posibilidades de contagio los trabajadores aseguran que solicitaron a los directivos más equipo de protección y de mayor calidad, sin embargo les fue negado.

“Nosotros no queremos irnos, aceptamos quedarnos, aunque ahora ya quieren que nos quedemos otro mes, y lo aceptamos, pero pedimos primero que las autoridades intervengan, que esto se sepa, que nos den caretas de mejor calidad, mejores cubrebocas, batas, y que nos paguen lo que se nos debe pagar”, dijo uno de los empleados.

“No sabemos si el laboratorio reportó los resultados. No queremos que esto se salga de control, dijeron que nos van a aplicar nuevamente pruebas cada semana, pero no quisieron darnos los resultados de los exámenes anteriores y tenemos derecho a tenerlos físicamente”, expresó otro empleado.

Fuentes de la Secretaría de Salud del Gobierno de Morelos informaron extraoficialmente que ya tienen conocimiento del presunto brote, por lo que están en busca del responsable de la residencia para conocer a detalle el caso.

Hasta la tarde del sábado la pandemia de COVID-19 había provocado la muerte de 102 personas en Morelos.

Hasta ese momento se habían confirmado 794 casos de coronavirus COVID-19 en la entidad y la muerte de dos trabajadores del Sector Salud.