Protestan enfermeras por falta de equipo en el IMSS de Cuernavaca.

Enfermeras, camilleros y otros trabajadores del hospital regional del IMSS en Cuernavaca protestaron por la falta de equipo de protección y seguridad laboral para atender a pacientes contagiados de COVID-19.

Poco después de las 8:00 horas un grupo de cerca de 100 enfermeras y camilleros se concentraron afuera del hospital, ubicado en la Avenida Plan de Ayala de Cuernavaca.

Minutos más tarde decidieron bloquearon ambos sentidos de esa vialidad para manifestar su exigencia y presionar a las autoridades del hospital a entregarles el equipo que, aseguran, está almacenado en bodegas.

“Estamos reclamando la falta de material y equipo de protección para trabajar, estamos reclamando que ha habido muchas donaciones del pueblo, de trabajadores, de empresas, de diferentes lugares y no tenemos nosotros como trabajadores nada, las donaciones están guardadas, están en los almacenes, están en las oficinas de los directivos, pero con los compañeros que deben estar no hay nada.

“Ha habido varios compañeros que ya han incluso hasta fallecido por falta de este material, tenemos el caso de nuestra compañera que desgraciadamente aparte de todo están negando las autoridades que su muerte haya sido por haberse contagiado trabajando sin material de protección”, dijo una de las enfermeras manifestantes.

El hospital regional del IMSS en Cuernavaca fue el primer nosocomio en la entidad en el que se registró un brote de COVID-19.

Antes el personal manifestó su preocupación por la falta de equipo necesario para prevenir contagios entre los trabajadores.

A pesar de sus exigencias, las autoridades del IMSS en Morelos aseguraron que los empleados contaban con el equipo necesario.

Sin embargo un médico y una enfermera de ese hospital murieron contagiados de COVID-19 tras atender a pacientes infectados.

“Nosotros para trabajar compramos nuestro propio material, hemos gastado mucho, cuando vemos que desde políticos, administrativos, y gente, directivos del hospital, traen sus (cubrebocas)  KN95 y nosotros con un simple cubrebocas, algunos que nos hemos comprado y otros con lo que ellos nos dan, que es una porquería.

“Desgraciadamente vino nuestro director general, pero no lo subieron al hospital, como siempre las autoridades, los administrativos, le esconden la realidad lo llevan nada más a donde ellos quieren ver o desgraciadamente ese día sí montan sus comedias y sus cuadros para que él vea que sí teneos todo y la realidad es que no tenemos nada”, expresó otra de las manifestantes.

El bloqueo de la vialidad duró poco más de una hora.

Las trabajadoras también pidieron que se les pague el bono COVID-19 que les prometieron por estar en contacto con pacientes contagiados de ese virus.