Discriminación, desinformación y abandono de las autoridades acusan pobladores indígenas de Xoxocotla ante pandemia de COVID-19

La falta de información sobre la pandemia de COVID-19, actos de discriminación en su contra y la desconfianza en sus autoridades locales y estatales provocó que los pobladores del municipio indígena de Xoxocotla ignoraran las recomendaciones para prevenir contagios del virus.

Fotografía Emanuel Deonicio | Tsilinkalli Radio | Centro Cultural Yankuik Kuikamatilistli.

De acuerdo con el corte más reciente de la Secretaría de Salud de la entidad, este municipio indígena, creado apenas en la pasada administración estatal, ocupa el sexto lugar en contagios y el noveno en defunciones en Morelos.

Ante el incremento exponencial de los casos, la respuesta del Gobierno de Cuauhtémoc Blanco llegó tarde, aseguró Saúl Atanasio Roque Morales, vocero del Consejo de Pueblos de Morelos.

Fotografía Emanuel Deonicio | Tsilinkalli Radio | Centro Cultural Yankuik Kuikamatilistli.

Además, acusó, la administración  estatal, por desconocimiento, no tuvo la capacidad de acercarse a tiempo a la comunidad regida por usos y costumbres.

“La situación sigue difícil, no se esperaba este tipo de enfermedad y tampoco se ha visto una eficiencia por parte de las autoridad, no tan solo local, sino a nivel estatal y federal porque no habían llevado a cabo los operativos o las acciones, principalmente de información, entonces eso hizo pues de que se complicara más la situación aquí en la comunidad de Xoxocotla.

“La falta de información y de responsabilidad por parte de las autoridades, no habían estado cumpliendo su función, su trabajo, sino que hasta que vieron que esto iba en aumento es como intervienen, pero no por iniciativa propia, sino que hubo iniciativa por parte de algunas gentes de la comunidad que enviaron escritos al gobierno del estado para que tomara cartas en el asunto porque veíamos el número de muertos inusual, no se había visto así”, dijo Don Saúl en entrevista.

Marco Tafolla, coordinador del  Centro Cultural Yankuik Kuikamatilistli, establecido en Xoxocotla, agregó que en unas semanas el número de fallecimientos pasó de cuatro o cinco al mes a más de 100.

“Lo platicábamos con los compañeros de El Señorío (AC) que están a cargo de un panteón nuevo, que no es clandestino, porque fue hecho en la asamblea por usos y costumbres, es un panteón que responde a la necesidad de la comunidad y es reconocido por la comunidad, ellos en una de las asambleas nos decía, hace tres semanas, nos decían ‘nos preocupa que estamos recibiendo un promedio de cuatro o cinco fallecidos al día’. Les preguntamos cuánto recibían antes y nos dijeron ‘recibíamos eso al mes’ y ellos estaban alarmados porque decían ‘no sabemos si deveras es el COVID’.

“Revisando las actas de defunción, que pidieron copias, nos dimos cuenta que hasta ese día, no puedo decir ahorita, pero hasta ese día vimos cerca de 50 actas de defunción y cuatro actas tenían expresamente COVID  como causa de muerte, uno que tenía insuficiencia respiratoria sospechosamente por el COVID y todos los demás eran infartos, neumonía, eran otras causas de muerte y es extraño que coincida con COVID y entonces comenzamos a tratar de averiguar y de alguna manera la mayoría nos expresaba que no se hicieron las pruebas, que les entregaban los cuerpos sin recomendación”, dijo.

La falta de información y la falta de legitimidad de los integrantes del denominado Consejo Municipal de Xoxocotla, a quienes acusan de ser impuestos en sus cargos y no contar con representatividad entre los pobladores, derivó en que los vecinos de la comunidad ignoraran las indicaciones emanadas de ese gobierno de transición.

“Hubo muchos factores, uno no contar con una autoridad con capacidad de liderazgo por esa forma en la que fue elegida, fue impuesta. Tuvo que llegar la Guardia Nacional y el Ejército y aún así puedes ver a la gente que le hace mas caso al comandante de la Guardia Nacional que a la autoridad local”, dijo Tafolla.

“Otro problema que viene siendo interno es que la falta de credibilidad en las autoridad de la comunidad, como no ha sido reconocida totalmente por parte de la comunidad, así que no le prestan atención, que sí son autoridades legalmente, pero no legitimamente”, agregó Don Saúl.

Y como el gobierno estatal trató de imponer las medidas de sana distancia y aislamiento domiciliario, la población reaccionó con rechazo incluso de las medidas de sanitización de los espacios públicos en el municipio.

“Por parte del gobierno estatal no hubo un acercamiento social hacia la comunidad a pesar de que la comunidad no es nada desconocido por parte de las autoridades y de la sociedad civil, de las demás comunidades, de la inconformidad de la imposición y de la discriminación que existe por parte de las autoridades estatales y federales, siempre han rezagado y discriminado a las comunidades indígenas, no solo en Xococotla, en las demás comunidades también y lo vemos en todos los sentidos, tanto político, social, económico, en todos los sentidos, siempre las comunidades han estado marginadas y evitando la imposición, por eso hay inconformidad dentro de la comunidad porque no se comparten, no se acepta las opiniones o las acciones comunitarias que tiene cada comunidad.

“Mientras no exista esa identificación, esa aceptación de como es cada comunidad, siempre va a haber problemas y sobre todo seguimos viendo el desconocimiento por parte del gobierno, seguimos en el abandono por falta de establecer la regularidad, el reconocimiento de la organización comunitaria, de nada ha servido de que sí es bien cierto que Xoxocotla ya se hizo municipio, pero no se ha logrado estructurar bien el municipio, incluso no vemos ahorita todavía legitimidad”, expresó Don Saúl.

Fotografía Emanuel Deonicio | Tsilinkalli Radio | Centro Cultural Yankuik Kuikamatilistli.

Ante el alto número de contagios y fallecimientos fueron colocadas lonas en las calles de la comunidad en las que se alertaba de ser un espacio de alto riesgo por COVID-19.

Tras acusar que fomentaban la discriminación en contra de los pobladores, las lonas fueron retiradas.

Y es que de acuerdo con el vocero del Consejo de Pueblos de Morelos, mujeres indígenas de Xoxocotla eran obligadas por policías de otros municipios a descender de los vehículos del transporte público colectivo porque aseguraban que estaban contagiadas del virus.

Fotografía Emanuel Deonicio | Tsilinkalli Radio | Centro Cultural Yankuik Kuikamatilistli.

“Otro desatino es que hacen la declaración y colocan lonas que decían ‘Xoxocotla municipio indígena zona de alto contagio’ y el efecto que tuvo ni siquiera fue que la mayoría de la gente viera con buenos ojos porque a mucha gente la corrieron, muchos albañiles que trabajaban en Jojutla y en otros lugares los despidieron de su trabajo por un estigma muy fuerte.

“Señoras que salían a vender y no las dejaban vender por ser de Xoxocotla, en el caso de Puente de Ixtla entraba la combi y bajaban a las señoras que eran de Xococotla, policías del municipio de Puente de Ixtla bajaban a las señoras de Xoxocotla. Curiosamente desaparecen las lonas y dicen se las robaron y no, tiene que ver con que la gente a la par de las lonas comenzaron a querer sanitizar y otro error es que por los testimonios que nos dieron era la brigada con el perifoneo adelante y atrás las bombas rociando, es inoperante porque tienen que avisarle a la gente, tienes que decirle qué vas a hacer, deben avisar antes”, dijo Marco Tafolla.

Hasta este viernes el gobierno de Cuauhtémoc Blanco informó que una brigada de trabajadores de Protección civil acompañados por soldados y elementos de la Guardia Nacional fuertemente armados ingresó al municipio para solicitarle a los pobladores que cumplan con las medidas de prevención de contagios.

“El gobierno del estado tiene que trabajar con la autoridad legal, en Xoxocotla están trabajando con la autoridad legal, que es el Consejo Municipal, que es legal, pero no es legítimo, el problema es cuando quieren consolidar esa legalidad sin tomar en cuenta a la gente, ha habido mucho rechazo y no pueden funcionar como gobierno.

“A mí me parece que el error de las autoridades estatales es solamente dirigirse al Consejo, debieron haber convocado a la comunidad y en este caso los grupos, los diferentes organizaciones, las autoridades comunitarias podrían hasta ponderar el asunto, hubo un momento en el que decían ‘ahorita no se trata de pelarnos, tenemos que resolver esto’. Hay una falta de tacto, como de la gente de gobierno, que ellos ya conocen, saben que hay un consejo elegido por el pueblo, que hay grupos, como El Señorío, que se encarga del panteón, que fue elegido por usos y costumbres, saben que hay un consejo supremo de ejidatarios, lo saben, pero su tendencia ha sido fortalecer al Consejo Municipal, porque es un proyecto gubernamental, no de las comunidades”, dijo Tafolla.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s