1A CNMX Cuautla Cuernavaca Educación Emiliano Zapata Empresarios Huitzilac Jiutepec Jojutla Judicial Mazatepec Miacatlán Municipios Política Protección Civil Temixco Tepoztlán Tlaxcala UAEM Xochitepec Zacatepec Zacualpan de Amilpas Zona Oriente Zona Sur

Preocupa a estudiantes y maestros de la UAEM estallamiento de huelga

Cuernavaca, Morelos. La huelga por falta de pago a sus trabajadores que estallará el próximo 6 de septiembre en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) mantiene en alerta a estudiantes y profesores.

Los sindicatos administrativo y académico de la Máxima Casa de Estudios de Morelos anunciaron que este viernes acudirán a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje para emplazar a huelga, la cual estallará la primera semana de septiembre pues el presupuesto para el pago de salarios se agoto cuatro meses antes de que concluya el año.

“Es una situación lamentable porque no solo a nosotros como estudiantes nos afecta, sino también a las familias de los estudiantes que están aquí, de los maestros, de los trabajadores, se ponen en riesgo muchos factores, está la pérdida del semestre.

“Afortunadamente no se ha entrado en huelga por el compromiso de los trabajadores que tienen con los estudiantes de que no se pierda el semestre porque no se sabe cuánto tiempo duraría la huelga, puede durar un mes o puede durar todo el ciclo escolar, es loable la actitud del rector al solicitar los apoyos, al solicitar los recursos para evitar que entremos en esa situación, afortunadamente ha conseguido los apoyos y no hemos llegado al punto de la huelga, ojalá y no llegue porque nos afectaría a todos, no nada más a los estudiantes, también a los trabajadores”, dijo Juan Jesús Ramírez Bautista, consejero técnico de la Licenciatura en Ciencias Políticas de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales.

La UAEM arrastra una crisis financiera debido al pago de prestaciones no incluidas en el presupuesto anual de la Máxima Casa de Estudios.

La semana pasada se anunció que en el presupuesto 2018 están etiquetados 3 mil 500 millones de pesos para el apoyo financiero de 10 universidades del país que al igual que la UAEM entraron en insolvencia presupuestaria.

Sin embargo ese recurso no ha sido liberado por la Secretaría de Hacienda del Gobierno federal, por lo en el caso de la UAEM la crisis alcanzará su clímax el 6 de septiembre.

Los alumnos de la Universidad esperan que la huelga no estalle pues se truncarían sus estudios.

“Para mi vida personal claro que sería truncar parte de mis sueños, de mis metas, de mis aspiraciones puesto que uno espera que cuando uno está inscrito en un programa de licenciatura pueda llevarlo a cabo y concluirlo de la manera más eficiente y más ordenada posible, evidentemente la crisis financiera y el déficit que tenemos en la universidad siempre pone en un riesgo latente nuestros programas de estudio, nuestros cursos de manera ordinaria y claro que representa estrés para los estudiantes porque podemos ver nuestro semestre truncado en cualquier momento.

“Sí genera estrés, sí genera incertidumbre, sin embargo confiamos en las instituciones de nuestra Universidad para que puedan gestionar todos los recursos necesarios para que la universidad siga su rumbo y su camino”, expresó Uziel Ismael Becerra Estrada, estudiante de la Licenciatura en Derecho.

Marcos Sánchez, otro alumno de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales recuerda que desde su ingreso en 2014 a esta casa de estudios el tema de la crisis financiera ha sido una constante, por lo que pide a las autoridades que este problema sea resuelto de fondo.

“Es un tema súper importante y que desgraciadamente se ha venido dando desde que yo incluso inicio mi licenciatura, yo entro a esta Universidad desde el 2014 y cada semestre siempre nos cuentan esa misma historia, que no se tienen los recursos necesarios para trabajar.

“Te pega muchísimo el no tener la certeza de que el día de mañana puedas venir a tomar clases, de que realmente se resuelvan tus temas administrativos, ejemplo, los que se gradúan este semestre, en cuánto tiempo le va a llegar su título, si van a poder liberar prácticas, si van a poder hacer su servicio social, todos esos temas por supuesto que afectan a los estudiantes porque la universidad es pesada, por supuesto que es pesada, y el llevar tus exámenes, tus tareas y trabajos a la par de tus prácticas etcétera pues con la no certeza de que se cierre tu universidad o que estalle una huelga cada catorcena es complicado, es complejo”, dijo.

Los maestros de la UAEM también están preocupados por la incertidumbre provocada por la crisis financiera,

Marcela González Duarte, politóloga, doctora en Derecho e integrante de la planta docente de la UAEM, analiza este problema desde tres enfoques, entre ellos el laboral y el social.

“Desde los tres puntos de vista las consecuencias que puede tener que la Universidad no tenga presupuesto y que a partir de que la próxima catorcena ya no se cubran los salarios de los empleados académicos, de los profesores, pues es terrible, es terrible en principio para los propios trabajadores, los maestros son trabajadores, como cualquier otro trabajador y, bueno, si no fuera suficiente lo bajo que son los salarios para los profesores en este País, si además de eso se nos deja de pagar, pues la verdad es que la situación es una franca violación a los derechos más básicos de cualquier trabajador. Desde esa perspectiva es insostenible que pueda suceder algo así.

“Desde el segundo punto de vista, que es el que más lacera a la sociedad como conjunto, pues tiene que ver con el derecho de los estudiantes a recibir sus clases y si una universidad no tiene maestros porque a los maestros no se les puede pagar, pues entonces no va a haber clases, ni siquiera vamos a hablar aquí del derecho de huelga que en un momento dado los trabajadores académicos tienen para exigir el pago de esos honorarios, sino simplemente, vamos, si no hay profesores, pues entonces no hay clases y si no hay clases el derecho a la educación superior de los alumnos que ya están matriculados e inscritos en la universidad pues también se viola”, dijo.

El tercer punto de análisis, agregó, es el político que tiene que ver con la actitud protagónica de quien debe apoyar económicamente a la UAEM.

“Primero, no es nuevo, sabemos todos los morelenses, todos los académicos y los estudiantes que es un conflicto que traemos arrastrando desde hace muchos años y que estalló específicamente el año pasado y específicamente con los protagonismos del gobernador actual Graco Ramírez y del rector que acaba de salir, pues sabemos que no es un conflicto nuevo, pero además es un conflicto que tampoco se generó el año pasado, es un conflicto que es añejo en el sentido de que la planeación financiera de la universidad está mal diseñada desde hace muchos años, los déficits no solo de la universidad del estado de Morelos, sino de por lo menos 10 universidades del país está en números rojos, esto se debe a una política pública que se ha venido dando a partir de 10 años a la fecha, donde la educación pública no está siendo apoyada por el gobierno.

“El porcentaje del presupuesto que se le da a las universidades públicas del país es muy bajo y si de por sí son muy pocas las plazas que tienen las universidades públicas para darle garantía al derecho a la educación superior que tienen los estudiantes mexicanos, que son muchos millones de estudiantes, pues si además de eso se tiene una política pública donde no se apoya a las universidades y no se les da el apoyo necesario, pues tenemos que 10 universidades de calidad, universidades que atienden a por lo menso el 80 por ciento de los estudiantes de cada estado, están en números rojos, esa situación evidentemente es insostenible y hacen bien loa rectores en ir a negociar con los próximos representantes del gobierno, porque definitivamente hay que hacer algo al respecto y transformarlo”, dijo la profesora.

Desde mi perspectiva hay que buscar la solución por otras vías, pero definitivamennte hay que buscarlas porque lo cierto tmabién es que no v a ahaber maestros si no se le spaga.

Ojalá que las autoridsdes académicas, las autporidades sindicale sy sobre todo las autoridades federales que actualmente pieden broindar el apoyo necesario a la UAEM y a toda slas demás univerisade sno s ehagan oídos sordos y brinden est epaoyo, el futuro de Morelso es de loq ue se etsá hablando.

Para Carlos Alfonso Galicia Pineda, profesor de la Licenciatura en Ciencias Políticas el tema financiero no provocará el cierre de las puertas universitarias como consecuencia de una huelga, pues eso implicaría que Morelos viva en la ignorancia.

“Este problema financiero creo que no es de esta administración, este problema viene mucho más atrás y es un problema que tiene que subsanarse ya, no podemos nosotros concebir como universitarios que el problema principal de la universidad sea financiero y que a partir de ahí nosotros podamos definir qué tipo de universidad queremos, si bien es cierto hay problemas económicos, no por eso nos hemos detenido como académicos, ni como investigadores, ni como académicos nosotros hemos faltado a nuestra actividad, que es la cátedra, estar en clases, estar apoyando y estar formando a los universitarios.

“Es conveniente que utilicemos otro discurso, se habla mucho y con mucha insistencia que la universidad está atravesando una crisis financiera, si es cierto, es innegable, pero no creo que ese sea el sustento ideológico para que nosotros podamos construir una universidad que se requiere, hoy estamos transitando un momento histórico en el cual hay una renovación a nivel presidencial, vamos a tener un nuevo gobernador, vamos a cambiar un senado, cámara de diputados, congreso local y ayuntamientos, entonces la universidad tiene que ser un punto nodal para que ella pueda indicar hacia dónde vamos y cómo vamos”, expresó.

Deja un comentario