covid 19 Opinión Salud

#Opinión | Es solo cuestión de tiempo

Llevamos poco más de un año en pandemia, y todo hace suponer que seguiremos todavía por algún tiempo más luchando en contra de este terrible virus, que ha puesto en jaque a más de una autoridad, particularmente la del estado mexicano que de manera suicida vaticinó su fin dentro de los primeros meses.

Dr. Josué Larios Morales | Asesor Médico

Recuerdo los primeros días de expansión de este mal público en nuestro país, y como la autoridad gubernamental nos persuadía “no pasa nada” “es una simple gripa” “no cometeremos el grave error de obligar el uso de cubrebocas o para la economía”.

Evidentemente, se trataba de minimizar la gravedad del problema, hoy la evidencia es por demás contundente: según cifras oficiales 180 mil muertos, poco más de 2 millones de infectados (22.02.21), tenemos una alta tasa de letalidad, ausencia de pruebas diagnósticas y seguimiento de casos; otras autoridades simplemente se quedaron pasmados ante la inminente catástrofe sanitaria a la que nos enfrentábamos, algunos más permanecieron cómodamente sentados en su oficina “tomando decisiones”, o más bien siguiendo instrucciones, recetándonos los muertos e infectados todos los días. Como diría aquel comercial de TV, a la misma hora y por el mismo canal; “PRIMUM NON NOCERE”, una máxima para quienes nos dedicamos a la salud, en fin, aquí estamos y en esto estamos, ¿alguna ruta crítica por dónde transitar?

Sin lugar a dudas, las vacunas y el plan de vacunación es en donde debemos transitar, porque no es lo mismo tener el insumo que transportarlo y ponerlo, creo que se está desaprovechando lo que por años constituyó uno de los más grandes logros en salud pública en nuestro país y en Latinoamérica, me refiero al plan nacional de vacunación, pensado y puesto en marcha por el Dr. Jesús Kumate, ex secretario de Salud en el gobierno del presidente Carlos Salinas de Gortari.

Al Dr. Kumate, y un gran equipo, le debemos el desarrollo de toda una infraestructura y capacidades para la aplicación de vacunas en todo México, hoy, ésta experiencia no está siendo utilizada, se prefirió empujar un esquema de servidores de la nación que no solo lleva el fin de vacunar, sino algunos otros más; por donde lo quieran ver, esto tendrá también un costo en la salud pública. Por cierto, cabe mencionar que el Dr. fue consejero nacional por algunos años de la Cruz Roja Mexicana, institución que también ha librado la batalla desde el servicio médico y de ambulancias.

Otro de los caminos por donde deberíamos transitar, es en el fortalecimiento de las capacidades del SISTEMA DE VIGILANCIA EPIDEMIOLÓGICA, éste es el cerebro, el que puede adelantar las alertas ante algún evento como el que se está presentando, y es que como dice el título de la presente reflexión, ES SOLO CUESTIÓN DE TIEMPO. Van a llegar otras enfermedades, epidemias, pandemias, etc.; es decir, en otras palabras, van a existir eventos similares o peores en el futuro y tenemos que estar preparados.

Es cuestionable el que, a esta área estratégica, (me atrevería a decir de seguridad nacional) le hayan disminuido su presupuesto, deberíamos estar justo en la ruta opuesta, robustecer el espacio, dotarlo de mayores herramientas y de autonomía, incrementar sustancialmente en las diferentes entidades federativas las partidas presupuestales, para incrementar las capacidades del recurso humano, por mencionar algunos. No estamos inventando el hilo negro, instituciones como la CDC en Atlanta, son eje rector en las políticas públicas en situaciones de emergencias sanitarias, e intervienen directamente al más alto nivel para que las decisiones sean tomadas con la mejor evidencia del momento, claro, si es que el gobernante tiene esa capacidad para tomar la mejor decisión.

Como usted puede dar cuenta, estimado lector, son solo algunas líneas de las muchas que seguro existen, que me parecen importantes para desempañar el camino que llevamos hasta este momento. Al final del día, todos tenemos un poco de razón, solo que algunos la tuvimos a tiempo y otros la han tenido cuando ya no hay remedio(JRA), que para el caso se traduce en pérdida de vidas y todas las dolorosas implicaciones que éste hecho representa para los hogares de nuestro estado y país.

Dr. Josué Larios Morales

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: