Medio Ambiente

Pega saqueo a orquídeas de Morelos: UAEM

El investigador afirmó que uno de los factores de amenaza para la sobrevivencia de estas plantas es la colecta indiscriminada en los bosques, a tal grado que en Morelos hay un tipo de orquídea que se conocía en Tepoztlán y que ya no se encuentra en la zona, sino hasta la Sierra de Huautla, donde existe apenas una población de 15 ejemplares.
Anuncios

El saqueo del que son víctimas mantiene en amenaza a las orquídeas silvestres que crecen en Morelos.

Alejandro Flores Palacios, profesor investigador del Centro de Investigación en Biodiversidad y Conservación (CIByC) de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), trabaja en un proyecto que analiza cómo sobreviven y se diversificaron las especies de orquídeas con el fin de guiar un manejo sustentable de estas plantas, el segundo grupo más protegido en México.

El investigador afirmó que uno de los factores de amenaza para la sobrevivencia de estas plantas es la colecta indiscriminada en los bosques, a tal grado que en Morelos hay un tipo de orquídea que se conocía en Tepoztlán y que ya no se encuentra en la zona, sino hasta la Sierra de Huautla, donde existe apenas una población de 15 ejemplares.

“Existen las orquídeas viejas y no hay más jóvenes, lo que impide su reproducción, pues no  hay semillas, entonces estas poblaciones disminuyen poco a poco y tarde o temprano desaparecen”, dijo.

El investigador lamentó que haya personas que saquean los bosques para vender las orquídeas en la vía pública.

“Se traen todas las plantas o un pedacito, pero eso genera que las plantas crezcan menos y disminuyan su probabilidad de reproducirse”, expresó.

Flores Palacios dijo que desde el 2007 se publicó un artículo de investigación pionero en el que se demostró esta problemática en México y que desde entonces se han generado investigaciones similares en todo el mundo que demuestran que a pesar del amplio esfuerzo legislativo, a nivel nacional e internacional, el saqueo sigue ocurriendo en China, Europa y África.

“Justo lo que están demostrado a nivel internacional con experimentos es que puede haber programas de manejo sustentable en las zonas donde se extraen estas plantas para dar periodos de descanso, lo que permitirá que las poblaciones se repongan, aunque sea muy difícil controlar el saqueo”, dijo.

Explicó que lo convencional es que una planta tenga sus raíces en el suelo, de donde extrae agua y nutrientes, “pero las plantas que crecen sobre los árboles no tienen tierra, entonces son un fenómeno biológico que evolucionó al menos en 80 familias de forma independiente en la historia y ahí vamos avanzando con una red de investigación en todo el mundo, básicamente los grupos principales están en Alemania, Sudamérica y en México para entender mejor este fenómeno biológico”.

Deja un comentario