Ejecutivo

Fiestas decembrinas son una oportunidad para impulsar el consumo responsable

No usar unicel, popotes y bolsas plásticas ayuda a evitar la contaminación ambiental

Estas fiestas de Navidad y Año Nuevo son una oportunidad para adquirir hábitos de consumo responsable a favor de la preservación de un medio ambiente sano, así como decir adiós a los plásticos de un solo uso y en reuniones preferir utilizar vasos, platos, cucharas u otros materiales, reutilizables, comentó el titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS), José Luis Galindo Cortez.

En este sentido, hizo una invitación a la ciudadanía a realizar un consumo responsable evitando la compra de unicel, popotes, bolsitas, envoltorios y todos aquellos derivados de los plásticos de un solo uso cuya utilización es de apenas unos minutos y su degradación puede ser de 500 hasta mil años.

Y es que el funcionario estatal dijo que en Morelos a diario se generan aproximadamente dos mil toneladas de residuos, de los cuales el 12 por ciento corresponde a materiales inorgánicos como el plástico, vidrio y papel.

“Para evitar el incremento de estos desechos se recomienda el uso de platos y vasos de plástico reutilizables o de materiales biodegradables como aquellos de cartón o fécula de maíz o papa; o de ser el caso utensilios de vidrio, cerámica o porcelana, los cuales, de acuerdo al presupuesto de las familias que podrán utilizar de nueva cuenta estas vajillas en varias ocasiones”, aseguró.

José Luis Galindo señaló que estas fiestas también son una ocasión para ponerse creativos y ahorrar dinero reutilizando envolturas y bolsas de regalo de obsequios recibidos o bien, utilizar periódicos y revistas que ya no se usen para envolver los regalos de este año.

Asimismo, sugirió invertir en pilas recargables debido a que una vez que termina la vida útil de las pilas comunes se vuelven desechables y si no se realiza una correcta disposición fina, tan sólo una de ellas puede contaminar hasta 167 mil litros de agua, por lo que, enfatizó que otra opción es adquirir productos cuya carga es fácil conectarlos a tomas a la corriente eléctrica.

Las prácticas de consumo responsable ayudan a propiciar una cultura ambiental que favorece a contar con entornos saludables y la conservación de los recursos naturales.

¿Tienes alguna opinión? Escríbela aquí, siempre leemos tus comentarios:

A %d blogueros les gusta esto: