Especiales

“The Street Store”: una forma distinta de ayudar

Laura Vázquez, cofundadora de Mujer Alfa, añadió que durante varias semanas recibieron donaciones de ropa, juguetes y accesorios en buen estado que serán entregados el domingo  18 de julio en el Parque Tlaltenango de Cuernavaca.

¿Has ido a una tienda a comprar ropa? ¿Recorriste los pasillos y alguien te ayudó con las tallas y colores? Bueno, hay personas que no han vivido esa experiencia.

Como una forma de ayudar a familias vulnerables, activistas de Cuernavaca organizan “The Street Store”, una “tienda” de ropa usada y donada que podrá ser adquirida por personas que la necesiten, pero como si la adquirieran en una tienda departamental.

Nimbe Martínez, cofundadora de Mujer Alfa y una de las activistas impulsaras de “The Street Store” Cuernavaca, explicó que esta iniciativa surgió en Sudáfrica entre 2017 y 2018.

“Es un concepto que no estamos inventando, pero que sí estamos replicando en Cuernavaca en su segunda edición; es una idea que nace en Sudáfrica, a eso de  2017, 2018, con esta filosofía de ‘si tienes uno de más déjalo, si te hace falta uno, tómalo’, refiriéndose a prendas que puedes colgar en rejas, en las calles.

“Esta idea, concepto de apoyo, de altruismo, pues se fue reestructurando, fue tomando forma, fue incluso cambiando de concepto con la intención de poder hacer que las personas que viven en situaciones vulnerables vivan esta experiencia, que seguramente muchos de los que nos ven, nosotros lo hemos vivido, que es entrar a una tienda, que alguien se te acerque, te diga ‘oye, ¿qué talla buscas?’, incluso esta como empatía y plática que totalmente puede hacer un cambio en tu día”, expresó.

Laura Vázquez, cofundadora de Mujer Alfa, añadió que durante varias semanas recibieron donaciones de ropa, juguetes y accesorios en buen estado que serán entregados el domingo  18 de julio en el Parque Tlaltenango de Cuernavaca.

“Es un proyecto que nace desde nuestra necesidad de llevarle experiencia a las personas que no tienen la oportunidad de acudir a una tienda y es por eso que nosotras decidimos montar una tienda local en alianza con Global Shapers, que es el movimiento juvenil del Foro Económico Mundial, y con espacio Vaivén y demás aliados del Gobierno local de Cuernavaca, de empresas y de la sociedad para tener este espacio en donde nosotros podamos, más que regalar ropa, regalar experiencias, atención, calidez a las personas que más lo necesitan.

“Es un ejercicio bien padre porque reunimos  justo durante varias semanas ropa, recolectando ropa de todo tipo, juguetes, bolsas, accesorios para justamente concentrarla en el Parque Tlaltenango, en un solo lugar, montar una tienda local en ese momento y tener la facilidad de regalar todo lo que tengamos disponible a las personas que lo necesitan”, dijo.

La primera edición en Cuernavaca de “The Street Store” se realizó en 2020. 

Debido a la reacción de las personas beneficiadas en esa edición es que decidieron montar la tienda también este año.

“La experiencia del año pasado fue súper enriquecedora, hay imágenes enternecedoras, sorprendentes porque es esa emoción que se siente cuando recibes una prenda que es para ti, que es de tu talla, que te la están regalando en buenas condicione, esa sensación de compartirlo con alguien más y ver las caras de quienes lo están recibiendo totalmente hacen la diferencia.

“Que vivan la experiencia de voy a una tienda, alguien se acerca conmigo, me pregunta cuál es mi necesidad, qué quiero, qué buscas, se preocupa por mi talla, se preocupa por los colores que me gustan, muchos de nosotros hemos vivido esa experiencia, pero hay quienes no, creo que podemos vernos desde burbujas de privilegio y salirnos de ahí y asomarnos fuera de esas burbujas de privilegio y ver dónde hay personas que no están viviendo eso. Les vamos a cambiar el día, pero también después les vamos a cambiar lo que esa prenda los acompañe”, añadió Nimbe.

Debido a la contingencia sanitaria provocada por la pandemia de Covid-19 las personas entrarán a la tienda en grupos, con sana distancia y con uso de cubrebocas, además en esta ocasión no podrán probarse las prendas.

“Este proyecto cumple con varios objetivos, el impacto al medio ambiente que genera la industria de la moda, que es la segunda industria en el mundo que más contamina, que más gases de efecto invernadero genera y que por supuesto queremos también a partir de estos ejercicios darle una nueva perspectiva, un nuevo uso, una nueva vida a las prendas que nosotros tenemos, a los que donamos y a los que somos voluntarios y por supuesto para las personas que acuden y que reciben este beneficio, nosotros queremos darle esa experiencia, esa atención, esa calidez y ese apapacho que muchas veces y que mucho hace falta a nuestras poblaciones más vulnerables”, dijo Laura.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: