Internacional

Testigo de Jehová confiesa que asesinó a una mujer hace 10 años

El hombre de 43 se bajó de un auto, caminó a la comisaría y confesó el crimen; en 2011 ya lo habían interrogado, pero no hallaron pruebas que lo inculparan

Un hombre de 43 años, quien se identificó como testigo de Jehováconfesó que hace 10 años asesinó a una mujer, cuyo cuerpo fue encontrado semidesnudo y con golpes en una zona boscosa de FloridaEstados UnidosBenjamin Moulton dijo que ya no podía con la culpa y decidió ir con la policía y confesar lo que había hecho.

El pasado miércoles, el sujeto descendió de un auto y con una bebida en la mano caminó hacia la entrada de la Oficina del Sheriff del Condado de Manatee, de inmediato un oficial salió para atenderlo y en ese momento fue cuando confesó que en 2011 le quitó la vida a una supuesta prostituta llamada Nicole Rose Scott, de 29 años.

En redes sociales circula ya el breve video del momento en que Benjamin lo confiesa todo; el hombre luce nervioso y se le nota el arrepentimiento en el rostro. La plática con el policía transcurrió en calma y después fue detenido; no se sabrá más información sobre el proceso que seguirá ya que el caso será privado, informó el Daily Mail, pero sí se tiene conocimiento de que sobre él pesa un cargo de homicidio en primer grado.

Medios locales reportaron que cuando habló con el agente, Benjamin les dijo que durante estos años, había encontrado a Jehová y que por ello la culpa no lo dejaba vivir tranquilo. Se sabe que Molton era cliente de Nicole, pero aún está por descubrir cuáles fueron los motivos que lo orillaron a asesinarla.

¿Qué pasó hace 10 años?

El cuerpo de Nicole Scott fue hallado el 11 de diciembre de 2011 en un área boscosa cercana a la Universidad Parkway en Florida. Un motociclista se había bajado a orinar cuando descubrió a la mujer sin vida sobre el pasto: tenía los pantalones abajo y su playera alrededor del cuello; unos metros más adelante estaban su bolso, zapatos y sostén.

La autopsia reveló que la mujer de 29 años tuvo una muerte violenta, ya que presentaba diversos golpes en la cara; se cree que falleció dos días antes de ser encontrada. Se sabía que Benjamin Moulton fue la última persona con la que se le vio, así que las investigaciones apuntaban a él como el principal sospechoso.

La policía lo interrogó entonces, pero no hallaron pruebas suficientes para vincularlo con el asesinato, además de que obviamente negó haberlo cometido. Pese a que el hombre ya tenía antecedentes penales por manejar sin luces y bajo el inlfujo de sustancias, además de posesión de mariguana, los investigadores no creyeron que su pasado tuviera que ver con el homicidio de la mujer.

Un año después del crimen, Benjamin fue acusado de agredir a una mujer embarazada y por abuso sexual con un arma.

Con información de EL Heraldo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: