Medio Ambiente Morelos

Amenaza minera a opositores para imponer proyecto en Morelos

Desde el Sexenio pasado autoridades ambientales de Morelos junto con pobladores manifestaron su oposición al proyecto.

La empresa minera canadiense Álamos Gold busca imponer, a través de amenazas y con ayuda del crimen organizado, su proyecto de extracción de oro y plata en Morelos, denunciaron activistas de la entidad.

Vecinos de la comunidad de San Agustín Tetlama, Temixco, donde la empresa extranjera pretende iniciar la extracción a través de una mina a cielo abierto, acusaron que a través de internet, de pintas en la vía pública, llamadas, atentados e incluso con el hostigamiento de simpatizantes del proyecto, los opositores han sido amenazados con el fin de que permitan el avance de la minera.

“Por ser opositores a la minera fuimos perseguidos, fuimos amenazados vía telefónica, vaya, con los mismos vecinos de aquí del pueblo pues fuimos de alguna manera amenazados, entonces la situación que se vive en Tetlama es grave, la verdad lamentablemente la minera de alguna manera, paso a pasito ha logrado parte de su objetivo, no en su totalidad porque las personas que estamos en contra hemos resistido, pero lo hemos defendido con puro cuerpo.

“Hemos sido respetuosos, tanto de los pobladores de Tetlama, de nosotros mismos, como con ellos mismos, no hemos tomado medidas agresivas que quizás ellos pueden fabricarnos delitos, porque a eso se dedican y para eso son buenos los canijos esos”, dijo Hipólito García Ramírez.

Desde el Sexenio pasado autoridades ambientales de Morelos junto con pobladores manifestaron su oposición al proyecto.

Incluso la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) con la que podría arrancar la extracción de minerales, fue negada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) por lo que el proyecto no pudo avanzar.

En agosto de 2013, la empresa canadiense Alamos Gold Inc. adquirió las concesiones mineras de Esperanza Silver de México y el proyecto minero Cerro Jumil.

La empresa declaró que presentaría una nueva MIA una vez que resolviera las inconsistencias técnicas señaladas por la Semarnat.

Durante este tiempo, aseguraron algunos de los opositores, la empresa ha buscado la “licencia social” a través de dádivas y amenazas a los pobladores de la zona.

“Nosotros somos campesinos y familiares de nosotros han visto personas extrañas junto a los lugares donde sembramos. Tiene unos días también un familiar mío, muy cercano, pasó de que iba saliendo en el tramo que nosotros salimos del poblado al poblado que sigue y ellos dicen que se sintieron atacados.

“Salieron y a mitad de camino se encontraron con un coche que se le abalanzó en la camioneta en la que ellos iban, ellos no saben con qué, qué es lo que se intentaba hacer, si robarlos, si quitarles la camioneta, lo que esta persona hizo es acelerar y sin parar, sin mirar atrás, pero sí fue a propósito porque el carro se detuvo, entonces sí llevaban algo. El miedo es ese que no sabemos qué quieran”, expresó Doña Obdulia García Hernández.

Los opositores al proyecto relacionan este hecho con su rechazo al avance del proyecto de perforación de una mina a cielo abierto en su comunidad.

“Por vía internet sí han recibido también familiares burlas, (les dicen) que le sigan, o sea, así, uno sabe en qué tono lo están diciendo, pero antes que todo por eso también estamos buscando todo esto, el ser vistos para que no pasemos desapercibidos”, agregó.

Javier Hernández García señaló que tras criticar en sus redes sociales la relación que la delegación de la Cruz Roja en Morelos mantiene con la empresa minera recibió amenazas de muerte y en contra de su familia.

“No hace mucho yo en redes sociales fui agredido por una publicación precisamente cuando denuncié esta inconformidad de que la Cruz Roja Mexicana se uniera a Esperanza Silver, cuando se supone que la Cruz Roja Mexicana es una institución que brinda servicios de salud, que brinda atención médica y que saben los efectos nocivos que conlleva el tener el uso del cianuro.

“A mí me molestó, yo lo hice público con todo mi derecho que tengo a la expresión, no lo hice de manera ofensiva, más en cambio una cuenta de Facebook me empezó a atacar, me amenazaron de levantones, me amenazaron de cortarme la otra mano, me mencionaron a mis hijas, a mi esposa. En su momento hubo temor, desde luego, porque mi familia es sagrada para mí, pero lejos de eso, de pensar que me iban a callar acrecentó en mí el coraje”, dijo.

En otro hecho, señaló, la empresa ordenó realizar pintas en las paredes de la comunidad con críticas hacia los opositores.

“Es una situación que realmente me indigna y pues ahora sí que la empresa y el Gobierno tengan claro que Morelos es tierra de Zapata y vamos a pelear hasta donde se pueda por la vía pacífica, por la vía legal, porque así lo hemos hecho, porque no queremos dar lugar a que criminalicen nuestra lucha.

“Es por eso que aunque nos critiquen y nos llamen que somos 20 ignorantes, porque así nos estipuló la minera en una pinta que hizo en el pueblo, porque la hizo la minera, esa campaña la gestionó y la pagó la minera, que somos 20 ignorantes y desde mi punto de vista personal sí lo soy, apenas tengo secundaria, pero tengo claro que el cianuro sí mata, eso lo tengo más que claro y no hace falta otra situación para saber que una mina a cielo abierto realmente nunca va a ser sustentable ni va a ser generosa ni con la vida humana, ni con la naturaleza”, dijo.

Juan Jiménez Escobar, comunero de Miacatlán e integrante del Movimiento Morelense en contra de la Minería a Tajo Abierto, aseguró que en Tetlama los pobladores viven amenazados por representantes de la empresa.

Añadió que incluso, como en otras zonas del País, integrantes del crimen organizado ya operan para la minera.

“En Tetlama están totalmente amenazados, viven una vida muy agitada. En otros lados no es novedad, pero aquí sí, es nuevo, ya están surgiendo comisariados cabecillas de la delincuencia organzaida a favor de la minera, que todos sabemos los que nos hemos preocupado por cómo se comportan y cómo se conducen las mineras, pues usan como sus peones a las organizaciones de delincuencia organizada, son sus peones, les hacen el trabajo.

“En Carrizalillo la delincuencia organizada hasta les sube los lingotes de oro a las avionetas para que se los lleven a Canadá, ya los mineros, los canadienses ya ni las manos meten, aquí tienen a sus peones intimidando a la gente que se oponga desapareciendo a gente que se opone a la destrucción ambiental y a la destrucción del agua y a la destrucción del aire y todo eso”, dijo.

Recordó que en las visitas que los opositores a la mina realizan en diferentes comunidades para explicar los daños que provocaría a la población y al medio ambiente, simpatizantes del proyecto los hostigan y amenazan.

“Un día se nos aceró un ingeniero y nos dijo que eran puras mentiras lo que decíamos, que sí era sociablemente responsable la minera, que no hacía ningún daño y demás y ahí boicoteando la presentación y finalmente los presentes le dijeron que si no le interesaba, que se saliera.

“Después ahí ya caminando, ya de salida, nos sale un compa y nos dice ‘no te andes metiendo en las patas de los caballos, la minera está potente, está riquísima, no le vas a hacer nada, déjala, déjala, retírate, obviamente que eso son amenazas y te da entender que esos ya están coptados”, expresó.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: