Cuernavaca

“No es un tema de dolo, es un tema de negligencia e imprudencia”: José Luis Urióstegui



Luego de reconocer que la caída del puente colgante del Paseo Ribereño, en Cuernavaca, se debió a la desatención de un dictamen de Protección Civil que informaba de las malas condiciones del puente, el alcalde José Luis Urióstegui aseguró que en la decisión de abrirlo al público durante la reinaguración no hubo dolo, sino negligencia e imprudencia.



Entrevistado en la sede del gobierno municipal, el alcalde informó que será luego de las investigaciones llevadas a cabo de manera paralela por la Fiscalía Anticorrupción y la Contraloría municipal cuando se den a conocer los motivos y las responsabilidades del o los funcionarios involucrados en la apertura del puente durante el evento.



“Fue muy preciso lo que señalamos ayer al admitir que no hubo mantenimiento de la estructura y que tampoco se atendieron las recomendaciones de Protección Civil, esto va a llevar a que, tanto la Contraloría municipal, como la Fiscalía, determinen, dentro del ámbito de sus respectivas competencias, cuál es la responsabilidad de cada persona que está en las áreas que intervinieron en la reapertura del pasaje, del Paseo Ribereño”, dijo el alcalde.



El pasado martes, el alcalde de Cuernavaca y varios funcionarios del Ayuntamiento realizaban un recorrido durante la reinauguración de una atracción turística denominada “Paseo Ribereño”, que se encuentra al interior del Parque Porfirio Díaz, en la zona de las barrancas de la capital morelense.

La comitiva avanzó en un recorrido por el Paseo cuando, al llegar a un puente colgante, este colapsó provocando la caída de unas 25 personas, de las cuales, 15 tuvieron que ser hospitalizadas.

Este jueves, el edil dio a conocer que el trayecto por el que se hizo el recorrido pudo haber sido cambiado, pero que hasta el momento se desconoce quién o quiénes son los responsables.



“No era inevitable pasar por él, había otro trayecto y yo todavía no sé qué persona fue la que indujo a pasar por este puente colgante, eso es donde se puede concretar parte de la responsabilidad”, dijo Urióstegui.


Además de los peritajes llevados a cabo por la Fiscalía Anticorrupción, el Colegio de Ingenieros de Morelos está realizando un dictamen para deslindar las responsabilidades tanto administrativas, por parte del Ayuntamiento, como penales, por parte de la Fiscalía.

“Tendrá que haber sanciones, indudablemente, eso seguramente se los vamos a informar dentro de poco, en decisiones que corresponden a la administración municipal, las decisiones que corresponden al Ministerio Público, será este el que las determine sin que nosotros influyamos a favor de alguien”, informó el edil.

El Ayuntamiento de Cuernavaca informó que se están revisando todas las instalaciones de uso público del municipio, como son puentes, distribuidores viales y edificios, para evitar otro accidente de esa naturaleza.

De las 15 personas lesionadas, únicamente tres continúan hospitalizadas sin lesiones que pongan en riesgo su vida.

¿Tienes alguna opinión? Escríbela aquí, siempre leemos tus comentarios:

A %d blogueros les gusta esto: