Nacional

Condena CIDH uso de la fuerza contra caravanas de migrantes en México

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó el uso excesivo de la fuerza contra las caravanas de migrantes en Chiapas y exhortó al Estado mexicano investigar de oficio y con la debida diligencia los hechos de violencia, sancionar a los agentes estatales que resulten responsables, reparar integralmente a las víctimas y adoptar las medidas necesarias para evitar la repetición de estos hechos.

En ese sentido, la CIDH señaló que tuvo información sobre enfrentamientos que culminaron en agresiones y golpes en contra las caravanas de migrantes formadas entre el 28 de agosto y el 5 de septiembre, en las cuales la Comisión advirtió que las autoridades estatales y las fuerzas de seguridad del Estado utilizaron escudos y toletes de seguridad para golpear en la cabeza y otras partes del cuerpo a las personas que se desplazaban, sin que estas tuvieran la posibilidad de defenderse.

En cuanto a las detenciones, la Comisión añadió que se cometieron en contra de familias enteras y personas adultas acompañadas de niñas, niños y adolescentes.

Al respecto, organizaciones señalaron que documentaron casos de personas que luego de ser detenidas fueron obligadas mediante el uso de aparatos para dar toques eléctricos a abordar autobuses para ser expulsadas hacia Guatemala.

Al respecto, la CIDH descalificó la actuación de las autoridades para enfrentar la movilización y destacó que la detención migratoria es una medida excepcional y que esta podría aplicarse conforme a lo autorizado por la ley, solo cuando se determine ser necesaria, razonable en todas las circunstancias y proporcional a un propósito legítimo.

En lo que respecta a la participación de las fuerzas armadas y otros cuerpos de seguridad del Estado en operativos de control migratorio, el organismo internacional dijo que la seguridad ciudadana y las funciones de control migratorio deben corresponder a fuerzas policiales, pues la designación de personal con perfil militar no estaría capacitado para responder adecuadamente a las personas con necesidades de protección internacional, incluidas aquellas en situación especial de riesgo.

“Es necesario realizar una distinción entre funciones de seguridad y de asistencia humanitaria a personas en movilidad humana, dejando únicamente el actuar de tipo humanitario a personal civil especializado”, expresó la CIDH.

Finalmente, la Comisión llamó al Estado a implementar medidas para adaptar las estructuras e instituciones ya existentes, dotándolas de capacidades para procesar y decidir de manera adecuada y con respeto al debido proceso, la situación de los flujos masivos de personas solicitantes de asilo, refugiadas y otras formas de protección humanitaria en el contexto de los actuales movimientos migratorios mixtos en la región.

Con información de Milenio

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: