Opinión

#Opinión | Los Tocables | Ahí está el detalle…

Hay que decirlo con todas sus letras, la consulta es una farsa, un teatro, un distractor más, una manipulación para que López sustente una venganza política que viene manejando ya de décadas atrás.

Preterición: figura retórica que consiste en declarar que se omite o pasa por alto algo, cuando de hecho se aprovecha la ocasión para llamar la atención sobre ello. Se trata de una figura de omisión perteneciente al grupo de figuras de dicción. Es una figura retórica muy usada en política para desvalorar al rival.

Otra vez la revista “The Economist”, una de las más antiguas (fundada en 1846) y prestigiadas del mundo, tunde al régimen y al presidente López, ahora con el tema de la consulta popular que se realizará el próximo 1 de agosto.

Recordemos que hace dos meses ese “pasquín inmundo” (como le gusta llamar AMLO a los medios que no le aplauden), la misma revista le dedicó su portada y lo llamó “El falso mesías”, además de afirmar que era un “peligro para la democracia”.

Ahora, un artículo de opinión, aseguró que dicha consulta con la que supuestamente se busca decidir si se investiga a los últimos 5 ex presidentes de México “Es una parodia al Estado de derecho, pero también una herramienta para distraer la atención de los fracasos políticos”.

The Economist señala que la pregunta que pudo haber sido ideada por Cantinflas:

«¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?».

La pregunta fue redactada por la Suprema Corte de Justicia para disfrazar el sentido acusatorio, vengativo, de propaganda y manipulador de todos conocido de López, pues en una primera instancia el texto original era éste:

“¿Está de acuerdo o no con que las autoridades competentes, con apego a las leyes y procedimientos aplicables, investiguen, y en su caso sancionen, la presunta comisión de delitos por parte de los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto antes, durante y después de sus respectivas gestiones?”.

La publicación señala que recurrir al voto popular para decidir si se procesa o no a alguien es una parodia del Estado de derecho, además de sustentar su narrativa de que es el mesías que todo México esperaba.

Hablaba al principio del concepto de Preterición, pues López siempre ha dicho que “Prefiere ver hacia delante” que en esta consulta “Yo no me voy a meter”, pero la realidad es que López se ha dedicado persistentemente a promover lo contrario y para muestra no se cansa de repetir esto sobre sus antecesores:


Que el ciudadano diga: Sí, queremos enjuiciar a Salinas. ¿Por qué? Porque entregó empresas públicas a particulares. Queremos enjuiciar a Zedillo, porque convirtió las deudas privadas en deuda pública con el Fobaproa. Queremos enjuiciar a Fox por traidor a la democracia (…) Queremos enjuiciar a Felipe Calderón, porque utilizó la fuerza y convirtió al país en un cementerio. Queremos enjuiciar a Peña por corrupción”.

De verdad que ya no engaña a nadie.

Todos en buena medida, establecemos algún juicio de valor sobre alguien o algo y siempre vamos a encontrar algo malo y, por supuesto que las administraciones priistas y panistas pasadas han contribuido al desastre de país que tenemos hoy, en eso estamos de acuerdo, la corrupción y el autoritarismo, hoy gozan de plena y rebosante salud y siguen siendo el pan diario hasta el día de hoy con este régimen.

Y si nos vamos más atrás pues claro que desde Guadalupe Victoria, Santa Anna, Juárez, Porfirio Díaz, Madero, Cárdenas y el que ustedes me digan han tenido sus “lados obscuros” y la ley siempre ha estado ahí para juzgarlos y no circos como el que quiere armar López.

Así que, como diría Cantinflas (yo sé que nunca lo dijo, pero si lo dijo, así lo diría como lo digo yo, si no pues no lo diría) Van a encontrar a su culpable, aunque no lo sean y si lo son pues ya no lo son, porque si fueran pues no estaríamos aquí ¿verdá chato?

Hay que decirlo con todas sus letras, la consulta es una farsa, un teatro, un distractor más, una manipulación para que López sustente una venganza política que viene manejando ya de décadas atrás.

Es un ejercicio que impulsa el ejecutivo, que trae maquilando por años, que tuvo que modificar el artículo 35 constitucional para poder llevarla a cabo, créanmelo, es bastante peligroso para no detenerse a analizarlo.

Es para tener a México en el debate del pasado, para esquivar los señalamientos que a diario surgen debido a un gobierno ineficaz, que tiene sumido al país en una crisis económica y de violencia sin precedentes, sin mencionar el manejo criminal que se le dio a la pandemia, que ha costado la vida a decenas de miles de mexicanos, que no debieron morir.

A ese respecto, el contexto sanitario, la tercera ola de contagios en apogeo, las hospitalización en apogeo, varios estados van avanzando hacia atrás en el semáforo ¿son las condiciones ideales para hacer una consulta?

Un estadista, un verdadero estadista, en principio no montaría este circo, en segundo lugar, tampoco permitiría que su pueblo bueno, sus mascotitas, sus fanáticos, se expusieran a un ambiente donde los contagios van a repuntar y, que sin duda va a costar vidas. Eso es un hecho y lamentablemente va a suceder. Hay que ver los datos que quizá un poco de forma coincidente el repunte de contagios viene de semanas atrás con el fin del proceso electoral y el surgimiento de la variante “Delta”, los datos ahí están.

Queda claro que el interés supremo de López, son sus caprichos, no el bienestar de la gente, pues cualquier otro presidente del mundo, pospondría esta consulta por el bien de sus gobernados.

Y no estamos nadie en su sano juicio en contra de la consulta popular, un ejercicio democrático importantísimo para una democracia sana, ¿Pero este es el momento? ¿Eso es lo que le importa hoy a la ciudadanía? ¿Este recurso (500 mdp) podría ser utilizado de mejor manera?

Al final es lamentable como ante los ojos del mundo comparan a López con Cantinflas (como en su momento lo hizo Chaplin y Hitler), es un reflejo de que en México la política es un espectáculo de carpa barata, lo estamos pagando como si fuera Broodway.

Participar en esta consulta, en este contexto, para los fines claros que ya explicamos, aunque sea por el “No”, es acercarse un paso más al autoritarismo, a dejar que un individuo sea juez y parte de la toma de decisiones políticas en México.

Y si votan por el sí, ¿de verdad creen que los ex presidentes van a ser llevados a juicio? López y sus lacayos saben que los números no van a dar y que esta consulta no va a servir absolutamente para nada.

Y esto amigos, como quien dice, es cuestión de captación. Ahora que le confesaré que yo de repente tampoco me entiendo, pero sí sé lo que digo y de una vez les digo que No hay derecho, es mi derecho y no el que tienen a bien otorgarme.

Ahí está el detalle.

Tiempo al tiempo.

@hecguerrero

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: