Salud

Muere hombre por una ameba «come cerebro», se infectó en parque acuático

Esta ameba, presente de forma natural en aguas dulces y cálidas, no es peligrosa cuando se ingiere por la boca. Pero cuando este microorganismo es absorbido por la nariz, sube por el nervio olfativo y ataca el cerebro causando una meningoencefalitis amebiana a menudo mortal.

La ameba «come cerebro» se ha cobrado otra víctima en los Estados Unidos. Un hombre estadounidense de 59 años que se bañaba en un parque acuático del condado de Cumberland (Carolina del Norte) sucumbió a una infección por Naegleria fowleri.

Esta ameba, presente de forma natural en aguas dulces y cálidas, no es peligrosa cuando se ingiere por la boca. Pero cuando este microorganismo es absorbido por la nariz, sube por el nervio olfativo y ataca el cerebro causando una meningoencefalitis amebiana a menudo mortal.

Las infecciones por esta ameba cerebral siguen siendo raras: 145 personas se han infectado en Estados Unidos (entre cero y ocho casos al año) desde 1962 hasta 2018. En este periodo se han registrado cinco casos en Carolina del Norte.

«Las infecciones suelen producirse cuando hace calor durante largos periodos de tiempo, lo que se traduce en una mayor temperatura del agua y un menor nivel de la misma», señala el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Carolina del Norte (NCDHHS) en un comunicado.

Una vez infectado, el paciente presenta al cabo de unos días (entre una y dos semanas) los primeros síntomas de contaminación por Naegleria fowleri. Los primeros síntomas son fuertes dolores de cabeza, fiebre, náuseas y vómitos, seguidos de rigidez de cuello, convulsiones y el coma.

Las autoridades sanitarias de Carolina del Norte están advirtiendo a los nadadores y a las personas que bucean, esquían en el agua o realizan cualquier otra actividad acuática que sean conscientes del riesgo de ingestión nasal de esta ameba.

«La gente debe ser consciente de que este organismo está presente en los lagos, ríos y fuentes termales de agua dulce de Carolina del Norte. Así que hay que estar atentos cuando se nade o se practiquen deportes acuáticos», advierte Zack Moore, epidemiólogo del estado en el comunicado.

Cómo protegerse de las amebas “come cerebro”

Aunque no es posible eliminar esta ameba natural de los lagos de agua dulce, hay que tomar ciertas precauciones para evitar su ingestión por la nariz, recuerda el NCDHHS:

  • Mantenga la nariz cerrada, utilice tapones nasales o mantenga la cabeza fuera del agua cuando participe en actividades de agua dulce.
  • Evite las actividades en agua dulce y en aguas cálidas durante los períodos de altas temperaturas o cuando el agua esté baja.
  • Evite cavar o remover los sedimentos cuando participe en actividades acuáticas en zonas de agua dulce poco profundas y cálidas.

Con información de Revista Mag

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: