UAEM

Ocupa México primer lugar en riqueza de serpientes

“El conflicto de humano-serpiente podría tener su origen en el miedo innato heredado, aprendido y alimentado por el cine, que coloca al animal en un papel negativo, o por la religión, que también lo hace ver prácticamente demoníaco”, dijo el investigador Leonardo Fernández Badillo.

En el marco del Segundo Encuentro de Experiencias del Conocimiento de Manejo y Conservación del Centro de Investigaciones Biológicas (CIB) de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), el investigador dedicado al estudio y conservación de los anfibios y reptiles mexicanos, principalmente de las serpientes, impartió el pasado 14 de octubre la conferencia El herpetario X-plora Reptilia Conservación de las Serpientes.

En su ponencia virtual, explicó que México alberga más de 400 especies de serpientes, de las cuales 216 son endémicas, lo que representa un número importante considerando que 3 mil 921 son las especies que se conocen en todo el mundo.

Esta cifra coloca a México como el primer país de América en riqueza de serpientes venenosas, 73 son especies viperidaes, 46 de cascabel y 17 de elapidaes, “somos un país de serpientes, las de cascabel son de México para el mundo”, destacó.

        México también es el primer lugar a nivel mundial en especies de serpientes, lo que representa una gran responsabilidad en cuanto a su conservación, porque cumplen con funciones en el ecosistema como  depredadores  y controladores de plaga de roedores, además de ser alimento para otros organismos.

Por lo anterior, afirmó que el conflicto de los humanos con las serpientes, en realidad depende más de las acciones del humano, “en el mundo ocurren anualmente unas 138 mil muertes por mordedura de serpiente venenosa, unas 400 mil personas quedan discapacitadas y ocurren hasta 2.7 millones de envenenamientos. En contraste, el humano por temor o aversión, mata millones de serpientes en el mundo. En Colombia algunos investigadores han calculado que se sacrifican aproximadamente 8 millones de serpientes al año, lo que hace desproporcionado el conflicto de humanos con serpientes porque el impacto negativo es mayor sobre estos animales”.

Para minimizar este impacto negativo y favorecer la conservación de esta especie, el investigador explicó que se trabaja en disminuir las mordeduras de serpiente (Accidente Ofídico) y en la educación ambiental.

Leonardo Fernández Badillo es biólogo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con estudios de maestría en Ciencias en Biodiversidad y Conservación por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), así como director y responsable técnico de El herpetario X-plora Reptilia Conservación de las Serpientes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: