Cuernavaca Protección Civil

Otro deslave en Cuernavaca, ahora en la Colonia Lagunilla

De acuerdo con vecinos, el deslave ocurrió poco después de las 7:00 horas, sin embargo pasado el mediodía las autoridades de Cuernavaca aún no habían atendido la emergencia, a pesar del riesgo inminente.



La lluvia registrada las últimas horas en Cuernavaca provocó el deslizamiento de un paredón en la Colonia Lagunilla de esta ciudad.



De acuerdo con vecinos, el deslave ocurrió poco después de las 7:00 horas, sin embargo pasado el mediodía las autoridades de Cuernavaca aún no habían atendido la emergencia, a pesar del riesgo inminente.



“Esto ocurrió a las 7 de la mañana, aún está ahí (el escombro), vamos a esperar a que vengan los camiones, 12, 12:30 y no se me hace justo porque hay gente de allá adentro que las dializan y tienen que salir en sillas de ruedas y se me hace muy mala onda que no tengan por dónde pasar.

“Hace 15 días hubo otro deslave igual, casi parecido y también nos dejaron aquí parte de la basura vegetal, que vinieron a desyerbar, no la quitaron y ahí se quedó”, expresó María de los Ángeles Castelo, una de las habitantes del sitio.

En la cima de la zona donde ocurrió el deslave hay una vivienda que, de acuerdo con los vecinos, está en riesgo de caer.

Justo debajo está la casa de Doña María Dolores Rodríguez Castillo, quien teme morir aplastada por los escombros.

“Estuvo muy feo porque ahora sí que se puede decir… no se puede decir con palabras porque al ver que todo se. nos venía, pues yo pensé lo peor, porque a veces dice uno ‘ahorita estamos, quién sabe al ratito’, nos viene un árbol o así y nos llamábamos”, contó.

Aunque reconoció que las autoridades le han informado que su casa está en una zona de riesgo extremo, Doña Mari explica que no cuenta con los recursos para cambiar de domicilio.

“La verdad dijeron pues que sabíamos que estábamos en una zona de alto riesgo, pero pues es que también las autoridades no se ponen a pensar que muchas veces no venimos a meter a estos lugares porque no tenemos el medio de buscar otro lugar donde no corramos peligro.

“Está volando (la casa) y la verdad a mí me da mucho miedo este árbol que está aquí, porque si se llega a caer, pues me llamaba o había casa, porque lo que va a quedar es puro derrumbe”, expresó.

Apenas la semana pasa un derrumbe registrado en una ladera del denominado “Panteón de la Paz”, administrado por el Ayuntamiento de Cuernavaca, dejó como saldo tres mujeres muertas y al menos cinco heridas.

Hasta ahora el Gobierno panista encabezado por el Alcalde José Luis Urióstegui Salgado se ha negado a ordenar el desalojo de las familias que viven en zonas de riesgo en la ciudad.

Deja aquí tus comentarios

A %d blogueros les gusta esto: