Cuernavaca Seguridad

Pega delincuencia en Cuernavaca a finanzas del Sapac

La delincuencia en Cuernavaca no solo afecta a los habitantes y visitantes de la ciudad, sino a las finanzas públicas del Gobierno municipal encabezado por el abogado José Luis Urióstegui Salgado.





Evelia Flores Hernández, Directora General del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (Sapac), dijo que cada mes el organismo enfrenta al menos un robo de cable, lo que afecta severamente a su presupuesto.



Y es que de acuerdo con la directora, por cada robo el organismo debe erogar desde 25 mil hasta 200 mil pesos para reponer el material robado.

“Hay bombas de todos tamaños y no todas son del mismo caballaje que estoy mencionando, de que es un gasto fuerte, sí, pudiera ser de 25 mil pesos para arriba, hasta 200 (mil), porque el cable que se roban, porque tiene cobre, es un costo fuerte, porque estamos hablando en promedio de mil, mil 300 (pesos) el metro y no es de fácil localización.


“No te puedo decir que estamos llenos de robos, porque no es así, pero qué te dijera, uno por mes, no es tan frecuente, pero sí es muy grave”, reconoció.



El robo más reciente ocurrió en un pozo de agua potable de la Colonia La Unión, donde vecinos lograron detener y someter al ladrón, quien finalmente fue entregado a las autoridades.

Por ese robo, el Sapac tuvo que pagar 100 mil pesos para reponer el cable robado, dijo la Directora General.

“La semana pasada desafortunadamente se robaron el cable de la bomba de La Unión, los mismos vecinos, los usuarios, detuvieron a la persona que estaba cometiendo el robo, lo pusieron a disposición y eso fue algo muy grave para los usuarios y para Sapac, sin embargo muy rápido se restableció el servicio y ayer ya la bomba empezó a funcionar y ya el servicio está completamente normalizado, claro, con un deterioro económico para Sapac porque pues son gastos que no se tienen contemplados.

«Fue de casi de 100 mil pesos porque hay que contratar una grúa, es una bomba muy grande, que es de 170, 175 caballos de fuerza, entonces para eso hay que contratar una grúa especial que aguante ese peso porque no sé si sepan, pero son bombas sumergibles, que están unas a 250 metros de profundidad y entonces la extracción pues sí tiene su dificultad muy grande y así como se extraen, se tiene que volver a colocar, entonces las grúas de ese calibre, que no hay, para empezar son difíciles de localizar, de ubicar y el costo pues sí es bastante gravoso”, dijo.

Deja aquí tus comentarios

A %d blogueros les gusta esto: