Derechos Humanos

Cablebús, un sistema que nació accesible

Señalización braille, rampas y elevadores de acceso, puertas de cortesía y sanitarios adaptados son algunas de las características de la Línea 1 que conecta Indios Verdes con Cuautepec.

Por Yo También

¿Sabías que la Línea 1 de Cablebús tiene 97 elementos que lo hacen un sistema de transporte accesible para personas con discapacidad?

La línea que conecta Indios Verdes con Cuautepec tiene una extensión de 9.2 kilómetros y 6 estaciones que se distinguen por contar con 12 rampas de acceso, 17 elevadores con espacio suficiente para una silla de ruedas, 46 mapas hápticos con señalización braille, 16 puertas de cortesía para accesos especiales y 6 sanitarios adaptados para personas con discapacidad, así como guías podotáctiles. 

“Una de las bondades de los sistemas de transporte por cable o teleférico es su servicio de accesibilidad, no solo para personas con discapacidad, sino también para personas adultas mayores o mujeres embarazadas, con niños pequeños o que traigan una carriola. Hay facilidades para todo tipo de pasajeros”. 

“Especialmente la población con discapacidad ha logrado abrirse camino para integrarse de manera eficaz y funcional al transporte público a lo largo del tiempo, sin embargo, es fundamental contar con los elementos necesarios para ello”,señala Konstantinos Panagiotou, CEO de Doppelmayr México, empresa encargada de su diseño, fabricación, construcción y operación de este transporte. 

Todos caben

Cada cabina tiene capacidad para 10 pasajeros, y si accede alguno en silla de ruedas, con andadera o acompañado de un perro de servicio hay espacio suficiente para que vayan cómodos todos, además de que los asientos son abatibles. 

“Tienes espacio suficiente incluso para poder girar con la silla de ruedas y la cabina tiene total visibilidad, lo que da una sensación de amplitud. 

“Y si hay un inconveniente, como que un elevador se atoró, estamos tratando de responder en tiempos muy cortos”,detalla. 

Velocidad ajustable

La velocidad del Cablebús es de 6 metros por segundo, pero se reduce a 0.25 al llegar a una estación, por lo que usuarios de bastones o sillas de ruedas y adultos mayores pueden acceder a las cabinas sin temor a caer. 

Es decir, avanzan a una velocidad menor que las escaleras eléctricas convencionales de un centro comercial, que es de 0.65 metros por segundo.

Aunque, aclara Panagiotou, el Cablebús puede detenerse por completo por unos segundos en caso de ser necesario para que aborde un pasajero en especial. 

“Y eso se puede hacer en la siguiente estación. Se le informa al otro empleado que va una persona que necesita esa ayuda y así se hace”, explica el CEO.

Acceso preferencial

Además, se les da acceso preferencial, especialmente en horario pico, a personas con discapacidad o movilidad , adultos mayores y mujeres embarazadas o con niños pequeños. 

“Ellos siempre tienen la preferencia y podemos ponerlos en una misma cabina y marcarla para que reciban un servicio especial en las siguientes estaciones”,detalla. 

“Y también está la instrucción de que cuando llega un usuario que requiere apoyo, los acompañamos al elevador tanto para la entrada como para la salida”.

Hacia la Línea 3

De acuerdo con datos de  la Organización Mundial de la Salud al 2020, el 15 por ciento de la población mundial vive con algún tipo de discapacidad, lo que corresponde a más de mil millones de personas.

En México, según el INEGI, existen 6 millones 179 mil 890 personas con discapacidad, aproximadamente el 4.9 por ciento de la población. Además, casi 14 millones de personas admitió en el mismo ejercicio que tiene alguna limitación, lo que al sumar las cifras hace un 16.5 por ciento de la población.

Es por esto que para el diseño y construcción de la Línea 1 de Cablebús Indios Verdes-Cuautepec de la CDMX, Doppelmayr México procuró cada detalle de accesibilidad con el objetivo de garantizar el acceso universal a personas con cualquier tipo de discapacidad.

Y la Línea 3, que operará de Los Pinos al pueblo de Santa Fe para diciembre 2023 -si no hay retrasos en su construcción-, será un “copy-paste” de la Línea 1, que tiene un año y medio funcionando.

“Durante la construcción de la Línea 1 tuvimos que mejorar varias cosas y, hoy, creemos que estamos al día, que es suficiente con lo que tenemos (en referencia a accesibilidad), por eso buscaremos que Línea 3 sea igual, pero si surge algo nuevo, lo vamos a emplear en ambas”, expresa Panagiotou. 

“Uno llega a la estación de un ambiente no tan accesible, de tener varias experiencias malas, por lo que queremos convertir el traslado en el Cablebús en una más aceptable, de más inclusión”. 

Además de ser un teleférico de última generación y amigable con el medio ambiente, está diseñado para dar acceso a usuarios con bicicletas y mascotas. 

La Línea 1 de Cablebús tiene hasta 57 mil usuarios diariamente, y entre 500 y 600 de ellos viajan con una bicicleta semanalmente.

El sistema arranca de lunes a viernes a partir de las cinco de la mañana, los sábados a las seis y los domingos a las siete; y deja de operar a las 11 de la noche diariamente.“Los teleféricos pueden ser unos excelentes alimentadores de sistemas de transporte más grandes, como el Metro o el Metrobús, en zonas que son difíciles de acceder. Yo creo que puede haber unas 10 o 12 líneas en toda la Ciudad de México”, afirma.

Por Ivett Rangel

Deja aquí tus comentarios

A %d blogueros les gusta esto: